Para EL CLUB DEL ROCK – TIM DRAKE

Perdidos en Tokyo son Fer y Alex de Argentina y Mike de México. Un trío muy peculiar que ha buscado y trabajado lo suficiente para irse abriendo paso en la tormentosa y cada vez más poblada escena independiente de las bandas mexicanas. Cada uno de sus integrantes, ha navegado por diversas bandas y proyectos de forma individual, buscando encontrar y descifrar la fórmula que los haga expresar su música,  su esencia y su discurso autentico para ofrecer algo más que un estilo o un sonido. La banda estará cerrando el año con lo que más les gusta, tocando rock y haciendo presentaciones para reafirmar su trabajo musical, presentándose en diversos lugares del D.F. y del interior de la República Mexicana; previo a su brillante actuación en El Imperial de la Ciudad de México, Perdidos en Tokyo conversó de forma sustanciosa con El Club del Rock para conocer un poco más de su propuesta y forma de pensar, platicando ampliamente de la escena del rock latino y de cómo está cambiando la industria musical; en una charla amena donde pasaron los nombres de Pearl Jam, Radiohead, Led Zeppelin, Rolling Stones,  Zoé, Enrique Bunbury, AC/DC y hasta One Direction y Justin Timberlake; imperdible.

¿Cómo se sienten radicando estos días o semanas en México y con qué propósitos musicales lo hacen?

Fer: Van a ser poco más de 15 días de andar por acá. Habíamos estado en abril y mayo, ahorita hay más shows confirmados y trabajando la cuestión de prensa principalmente, estamos muy contentos con esto, es una especie de presentar y reafirmar lo del disco, el cual se puede conseguir en los mismos shows en vivo, eso principalmente es lo más importante, presentarlo para medios y seguidores de la banda, la visita a México particularmente gira alrededor del disco.

¿Prácticamente se acaba el año, a futuro inmediato ya se está trabajando en canciones nuevas o alguna novedad de su música?

Alex: Estamos trabajando, maquetando, algo de composición, el tiempo que estamos juntos lo aprovechamos. Ahorita lo que queremos es llevar nuestra propuesta a Toluca, Puebla, Querétaro; queremos trabajar las maquetas que se dieron en Buenos Aires y lo que se ha “palomeado” acá en México, queremos aprovechar al máximo este tiempo.

¿Debe ser difícil el proceso de componer canciones estando separados o ya se adaptaron a esta forma de trabajar, los tres hacen las letras o solo lo hace uno, como ensamblan las rolas?

Alex: Es desarrollo de ideas, todos vamos aportando, las letras del primer disco las hizo Fer, se dio y quedó. Y así se ha ido trabajando.

Fer: La idea es que todo sea orgánico, nosotros giramos alrededor de las canciones. Las canciones tienen momentos primarios, la idea inicial, la génesis, esto sólo es el punto de partida para empezar a trabajar, la producción de un disco tiene miles de detalles, en cada parte de los arreglos, de las letras, al principio todo es muy prehistórico, muy cuadrado, lo que sigue después es un proceso muy sano, el proceso de hacerlo grupalmente, no sólo desde  lo artístico, que es lo mas importante, sino que cada uno tiene una visión distinta, y esa visión distinta de estar de acuerdo o en desacuerdo de algo generan el sonido que va a terminar teniendo el tema, suena muy loco pero cuando están todos de acuerdo hay un sonido y cuando no están de acuerdo todos hay un sonido también; hay discos muy buenos que han salido del “desacuerdo”, el tema termina teniendo una carga particular, es clave eso. Ahora estamos muy de acuerdo, pero cuando empecemos a trabajar en pos  del segundo disco esperemos que estemos muy en desacuerdo, que cuestionemos, eso nos va resultar muy bien, tenemos influencias comunes y diferentes, tenemos diferentes formas de entender la música y ahí está lo rico del asunto.

Perdidos en Tokyo | Foto: facebook

Perdidos en Tokyo | Foto: facebook

¿Cómo se trabaja con la situación de “distancia/tiempo”, supongo ya es muy en base a la ayuda de la tecnología, algo que antes hubiera sido impensable?

Mike: Aparentemente si es una locura, y quizá si lo es, pero la forma en que lo hemos planteado nos ha funcionado muy bien, estamos limitados físicamente para estar juntos, pero esa misma limitación nos ayuda a empujar las ideas y los proyectos que debemos hacer como banda, porque aprovechamos el tiempo, nos ha funcionado muy bien, la tecnología nos ayuda mucho por medio del Skype, Whats App, etc. Con todo eso no se siente que estamos en diversos hemisferios.

Fer: La gente no sabe que muchas bandas realmente no están juntas todo el tiempo, se juntan unos meses antes, componen, graban salen de gira, se separan un tiempo pero no es que vivan juntos, quizá nuestra etapa primaria de la banda que se conoce de siempre ya la vivimos, quizá tenga que ver con la cuestión de edades y tiempos, los tres venimos de diversos proyectos, esa parte ya nos podemos dar el lujo de saltarla.

Mike: Es un proceso que ya vivimos o hicimos en otras bandas. Aquí ya no es necesario.

Fer: Vamos paso a paso, vamos creando cosas nuevas, cosas más interesantes, vamos de a bloques.

¿Por qué elegir desarrollar  a la banda en México y no en Argentina o en otro país?

Mike: Porque aquí hay más opciones para comer (Risas). Tiene mucho que ver con la situación actual que se vive en la industria musical en México, está más abierta, hay más posibilidades que en Argentina.

Fer: Todo va evolucionando, esto que puede parecer una locura finalmente va terminar por ser algo normal, hay argentinos que se van a Japón para hacer tangos, artistas europeos que les gusta la música latina y que no se pueden desarrollar en Europa se vienen a México, el mercado americano incluso se vuelve limitado para ellos mismos, siendo un mercado muy grande, hay una migración artística por todos lados, a donde ves que puedas realizar tu música, esto puede parecer raro pero después ya no lo será.

Mike: Es parte de como también la globalización ha afectado a la parte artística.

Fer: Son épocas, concordamos en que Argentina y México son los pilares del rock en español, para mi más fuertes hasta que España, creo son los países que han desarrollado una cuna artística fuerte y retroalimentada. En los 80’s o 90’s de algún modo argentina dictaba lo que pasaba a nivel rock, y quizá en México decían que acá no había cosas como Soda Stereo o Virus; pero los procesos se invierten,  la vida da vueltas, quizá hoy Argentina tiene un buen caudal y buenos artistas, pero quizá a nivel circuito, a nivel movimiento artístico no está tan fuerte hoy, y México si, quizá tenga que ver más con cuestiones políticas, económicas y sociales que afectan lo artístico.

¿Hay una relación que tienen particularmente con Carlos Avilés de Cuca, de dónde se dio esta relación?

Alex: Yo fui a tocar a Guadalajara, conocí a una chica que trabajaba con él, yo no lo sabía; después, en Argentina, en una ocasión ella me envió un mensaje porque un amigo de ella que iba a tocar en Argentina necesitaba ayuda con algunas cosas y ahí conocí a Carlos, yo no conocía a Cuca, porque hay muchas bandas que no llegaron por allá, después quedamos en contacto de que si volvía a Argentina le gustaría que tocara la guitarra con él, a los tres meses estaba de vuelta por allá, Fer y yo tocábamos la guitarra y estuvimos girando con él por Buenos Aires un buen rato y ahí fuimos parte de los extraños de Carlos Avilés por unos días.

Fer: Carlos tiene una relación especial con Buenos Aires, se enamoró del tango, se enamoró de esta situación de la vida bohemia, el tango, el bandoneón y el vino, sintió una conexión que iba más allá de la música. A nosotros nos tocó conocerlo en una faceta diferente totalmente a lo que hace con Cuca. Él se ha portado muy  bien con nosotros y le tenemos mucho cariño.  Nos dio un gran empujón, nos ayudó mucho, nos recomendó y presento mucha gente, gente de prensa donde habló bien de nosotros, lo queremos mucho, él es muy importante para los cimientos de lo que es Perdidos en Tokyo.

¿Entonces, actualmente cuáles son las bandas que representan el rock o el movimiento del rock, hay mejores bandas que antes?

Fer: Creo es la sensación de que todo tiempo pasado es mejor, todo tiene que ver con la nostalgia, muchos dicen así de que las películas eran mejores antes que ahora, creo es una visión romántica, sobre todo a los que nos tocó crecer antes sin internet, los que comprábamos discos, sabíamos todo de las bandas que nos gustaban, era una forma distinta de consumir, hoy todo es mucho mas rápido, los chicos escuchan de todo, no  les importa nada, o si les importa todo y nosotros no sabemos verlo.

Alex: Cambio la forma de verlo todo, y nosotros también al crecer, la forma de investigar de las bandas, te dejan de sorprender las formas. Yo veo en las redes sociales a los chicos que escuchan Enjambre o Zoé que se apasionan de la misma manera que yo me apasionaba o como me emocionaba cuando veía a los Héroes del Silencio.

Fer: Claro, si ya a unos les gusta más o a otros menos ya es anecdótico, mientras existan bandas que puedan hacer que la gente se apasione o haga sentir como nosotros cuando nos apasionábamos antes, esto sigue vivo y es saludable la cosa.

Mike: Han cambiado, no tanto las partes artísticas y sensoriales de la música en general, no solo el rock, sino las formas y los métodos de consumo y la difusión sobre todo. La gente consume música de diversas formas, el mundo se ha hecho chiquito en este sentido, lo que menciona Alex es cierto, la emoción de la los fans por bandas, cualquiera que sea, es la misma que nosotros sentíamos antes  con las bandas que nos prendían en la adolescencia.

Fer: Los chicos están conociendo bandas por la X Box o por el Play Station, por los juegos que traen cierta música, mi sobrino estaba jugando no sé qué juego y estaba “Sweet Child of Mine” o “Paradise City”, no recuerdo cual tema era, y mi sobrino dijo: “Qué canción tan buena, pero que vieja es”, y bueno, pues son canciones de más de 30 años y para un chico de 9 o 10 años 30 años es algo viejísimo.

¿Son muchas formas de consumir música y aparte hay muchas propuestas musicales, casi exageradamente, no es así?

Mike: Abres Spotify y en 15 minutos te pierdes en un universo de bandas, y no es que antes no existieran las propuestas, siempre ha habido bandas grandes y chicas, lo que cambió es eso, que antes escuchabas lo que tus hermanos mayores escuchaban o lo que tus padres escuchaban, ahora solo basta con abrir la computadora y tienes una cantidad de información impresionante.

Fer: Comprar un disco era de saber que te costaba mucha plata, y abrías el disco y olerlo a nuevo, y aprenderte las letras porque te costó tanto. Hasta que te lo acababas a giros en el reproductor. Hubo muchas cosas que ya ni se recuerdan como eso de los “ringtones”, cosas siniestras que pasaron por ahí, cosas que quedaron por ahí como viejos y son de hace un par de años, formatos que fracasaron, formatos físicos que fracasaron rotundamente, ¿El MP3 cuanto duro? No duró ni diez años, el lasser disc, el mini disc, el mismo blu ray, para el 2017 dicen que ya no tendrá sentido fabricar los cd’s,  pero igual vienen de nuevo las cintas, así como ahora está muy fuerte los vinilos, es un culto a lo viejo, es romanticismo nada más.

¿También es parte del fanatismo a buscar algo diferente, de tener algo que otro no tenga?

Fer: Para mí que un chico de 13 años presuma en el colegio que tiene el disco de tal o cual banda en vinilo  para mi seria de lo mejor, algo genial. Porque las cosas que se editan en vinilo son raras afuera, son cosas de culto.

¿Qué escuchan actualmente, quizá puedan estar escuchando bandas viejas, pero de lo actual que suena en sus playlists?

Fer: La verdad nos hemos dado una vuelta atrás con la música de México, porque conocemos mucha música de la que llegó a Argentina en su momento; pero llegamos acá y había cosas que no habíamos escuchado, nos pasó con La Maldita, en donde toca Miguel, nos pasó con Caifanes, el otro día pude ver un show de Maldita con toda la gente y uno no es consciente de esas cosas en su momento, escuché los dos o tres discos que la gente ama de la banda, quiero hacer lo mismo con Caifanes,  hacer un poco los deberes, volver atrás y ver un poco de lo que me perdí, soy fan de Cafe Tacvba, me gusta Molotov, y me gustan muchas cosas de acá, pero siento que me he perdido de muchas cosas que acá fueron muy importantes en otro momento, que por cuestiones de discográficas u otras cosas a Argentina no llegaron, entonces me gusta mucho eso de que voy a escuchar algo que le gustó a mucha gente, seguro es algo bueno.

Mike: La música es atemporal, sí, representa una etapa de la historia, obviamente Led Zeppelin, Janis Joplin, Hendrix son iconos de todo lo que fue en los 70’s,  tiene que ver con la guerra de Vietnam, los hippies y te remiten a esa época, pero también, si los escuchas actualmente ¿cuántas bandas no buscan ese sonido o sonar a Led Zeppelin? Yo soy muy fan de Led Zeppelin y un día puedo disfrutar de poner toda la discografía de Led Zeppelin y al otro día escucho a Jack White y lo disfruto igual; no tienen nada que ver en el tiempo pero encuentras similitudes, que el sonido de la batería, la manera de componer o la forma de tocar las guitarras, el tiempo de las rolas, la voz, etc. La música en el  sentido artístico es atemporal y va girando constantemente.

Es como si ves una letra o una rola revolucionaria de esa época y la aplicas actualmente a la situación del país o del mundo.

Mike: Claro es lo que sucede con Molotov, “Gimme the Power” la siguen usando y sintiendo en diversos lugares, yo la escuché cuando tenía doce años y representaba el momento histórico que se vivía en esa época del país, del Salinismo, etc. Y es triste, pero 20 años después es lo mismo, seguimos igual, solo cambiaron los títeres; Molotov también fue una banda que actualmente funciona en otros países, ¿por qué funciona en otros países?.

Fer: El cuestionamiento al poder funciona igual en todos los países.

Mike: Y seguramente ellos no lo diseñaron de: “Ojala funcione así porque en Argentina no tienen a Salinas pero tienen a Menen”, no lo pensaron de esa manera pero sucede de esa manera.

Fer: Escuchas “Frijolero” actualmente y ¿qué más quieres que suene actual para lo que está pasando con Donald Trumph?, para que sepas que está pasando en la frontera con Guatemala, para lo que pasa con la frontera al norte de Argentina, es lo mismo.  

Es lo mismo si escuchamos a La Maldita con “El Circo”, sale lo mismo con esa atemporalidad.

Fer: Nos pasó eso, está bueno, escuchar esos discos es como ver esas peleas de box que no las viste pero todo mundo habla de esas peleas y quieres verlas o los partidos de fútbol, las finales de los mundiales, cuando sabes que va a estar bueno pues es más fácil de disfrutar.

Alex: Yo creo que hay mucha música buena. Ahora pongo Spotify, escucho listas, me pongo a investigar, hay bandas increíbles, quizá hay bandas increíbles que nunca fueron descubiertas o no han sido descubiertas, el apoyo a las bandas o los medios no es el mismo, hay cosas muy buenas que quizá con el tiempo desaparezcan, eso es lo malo y lo bueno también, es la situación de la música con esto de la globalización; la música, como el arte, en la sociedad debe estar en todos lados y ahora cualquier chico del colegio puede crear música, está bueno que sea así, no tan plástico, no tan producido, más allá de lo que te dé con un buen presupuesto algo, creo hay muchas cosas buenas por ahí, hay que tener ganas de escuchar y darles una oportunidad; tú escuchas a Led Zeppelin por años, identificas la voz años después, lo vuelves a escuchar y te gusta automáticamente; ahora escuchas un proyecto nuevo y lo piensas, pero al menos dale un mes escuchándolo y quizá te va gustar, Spotify tiene eso, tiene tanto, que aparece algo nuevo cada segundo que te rompe la cabeza de repente y luego nuevamente se repite.

¿Entonces, quizá sea que ya no se le da el tiempo al artista de adentrarse en el gusto de la gente?

Alex: Exacto, eso es lo malo de la globalización, que ya no hay tiempo. A mí me paso con el último disco de Daft Punk, a los tres meses ya se me hacía algo viejo, y está mal, porque ve uno lo que ellos invirtieron en tiempo, escribiéndolo, componiendo, en crearlo, producirlo, hacerlo y para que a ti que en tres meses se te haga viejo, está mal.

Fer: Hay que darle más tiempo a los discos, el de Saint Vincent es un disco tremendo,  lo que está haciendo Temples es un disco tremendo, lo que esta haciendo Mac DeMarco a mí me encanta, el tipo es un genio, se está cagando en todos, va arriba de un avión y se está cagando en todo y en todos, en todo lo que se supone que debe hacer un artista, está muy bueno lo que hace, hay muchas cosas muy interesantes.

¿No se pierde la calidad por la cantidad, lo que decíamos de que ahora cualquier niño de escuela, quizá sin estudios musicales o sin talento, puede ser más reconocido por popularidad que por talento y quizá otro tipo talentoso quede perdido en esta multitud de proyectos?

Fer: Es relativo, los Beatles eran cuatro tipos del colegio y los Rolling Stones también y había gente que los detestaba y ahora todo mundo te dice que son unos genios, pero en este momento para mucha gente cuando salieron los Beatles eran la peor basura que había salido, quizá es lo que para nosotros ahora es ver a One Direction, y sí, yo no creo ni digo que One Direction pueda hacer un “Sargent Pepper”, pero  también alguno te dará una sorpresa, cuando salieron los Arctic Monkeys todos decían así de: no son nadie, y ahora los escuchas y te rompen la cabeza, es como Justin Timberlake que salió de una boy band, tú puedes decir que te gusta o no te gusta, pero el tipo es muy talentoso…

Hasta resulto actor del cine de Hollywood ¿no?

Fer: Hace todo bien, hace todo muy bien, se te rompe una tubería, viene Justin Timberlake y te la repara, lo arregla perfecto (Risas). El mismo Robin Williams, era bueno solo que se desbarrancó pero iba bien, es talentosísimo.

Alex: Lo bueno es difícil que pase desapercibido, puedes tener diez mil bandas pero si lo tuyo es bueno, la gente no lo va dejar de escuchar porque escucha a One Direction.

Fer: Hay gente que consume música que sólo le da el mainstream, lo que le da la radio, y así es como consumen la música, jamás va a ir a investigar a otro lado. Es como la gente que compra sólo la ropa en un shopping, es gente que no se va a meter al tianguis a comprar ropa, nosotros estamos en un tianguis, nosotros somos una playera más de las 500 que hay; pero tú vas y compras la playera que te gusta, en el tianguis hay miles, pero tú vas y compras la que te gusta, y quizá vas con un amigo que te va decir: “¿Vas a comprar esa porquería?” y yo quizá voy a comprar la de a lado, la otra que tú no usarías ni aunque te dieran dinero para usarla. Entonces, nosotros los artistas estamos como en ese tianguis, antes tenían que elegir entre 5 playeras y hoy tienen para elegir entre 50 mil, pero tú vas ir a comprar la que te gusta, y ahí empiezas a ver que artistas te mueven de una u otra forma, los que tratan de llegarle a la gente de una forma u otra, habrá quienes te tratarán de convencer de comprar una y no otra, algunos querrán vendértela antes de entrar al tianguis.

Alex: Ahora el músico se tiene que encargar de todo, de todo lo que antes hacia la disquera, de lo que es  “extra al arte”, también hay gente que no está capacitada para eso, eso es lo peor.

Fer: Y eso es lo que está perjudicando a los músicos, y no es que no quieran, si no que no encuentran la forma para darse a conocer.

Alex: Hay que poner en la balanza cuando uno piensa en algo artístico. Led Zeppelin quería ser Led Zeppelin y tocar no solo para su familia en su casa,  ahora es más difícil porque no tienes un aparato de prensa como era antes por medio de una disquera, ahora tú lo haces, por lo menos al principio, o hasta siempre.

Mike: Cambiaron las formas, tú tenías tu banda, ensayabas, hacías llegar el demo al representante de una disquera,  y hacerle ver que era algo bueno, si le interesaba, a partir de ahí empezaba tu carrera. Ahora las bandas tienen que hacer todo primero, para ver si a una disquera le interesa y si los apoya, por eso ya desaparecieron las disqueras. Cambió la forma de consumo pero la calidad artística sigue ahí. Bandas, artistas, consumidores, fans, todos estamos buscando la manera de que todo funcione y nadie lo tiene tan claro de cómo va a terminar todo.

Fer: Las disqueras compran el negocio ya hecho.

Las bandas de muchos años, las nuevas, las que tienen 15 años tocando y apenas pueden sacar su primer disco, unos presentan videos, otros sacan sencillos cada mes, cada uno tiene una estrategia diferente.

Fer: Nosotros valoramos un disco completo, los chicos de ahora se mueven con singles.

Alex: Aunque los singles siempre han existido…

Fer: Es la herramienta para enchufarlos a los discos completos.

Mike: Hay gente que ve o piensa que está mal que en Itunes solo puedas comprar una canción de un disco. ¿Qué mexicano mayor de 30 no fue al Chopo a comprar su compilado en cinta de rock en español? Ahora se llaman playlist y los consigues por internet.

Fer: Vas al Chopo y te venden el compilado de Caifanes en vivo del 94 en la cancha tal. Y la gente lo sigue comprando porque eso nunca salió. El bootleg.

¿Cómo los discos que se vendían de conciertos en Mercado Libre, las rarezas, bootlegs?

Fer: Claro, tomaban una foto cualquiera y con máquina de escribir le ponían “Concierto en Roma del 90”. Yo tengo un disco en vinilo pirata de un concierto de los Rolling Stones porque antes sobornaban a los sonidistas para llevarse los masters, se llevaban los masters y los hacían piratas, y no se dé cuando sea el concierto, ni donde sea, solo decía: Rolling Stones en un cartón blanco y por dentro igual. Es un vinilo pirata. Y está buenísimo, a mí me pareció genial tener un pirata de una banda en vinilo.

Es como la idea de Pearl Jam cuando sacó discos de toda una gira, eran discos de cada concierto. fueron como 30 discos ya no eran bootlegs, eran originales, pero era una locura para los fans más recalcitrantes.

Fer: Claro, de hecho con tu ticket te garantizaban el disco y te lo enviaban a tu domicilio. Esa idea fue fabulosa.

La idea de Radiohead cuando regaló su disco y dejaron libremente el costo a la gente, para donar o pagar lo que se quisiera, se depositaba o se transfería a una cuenta según el valor que le dabas a su música o lo que considerabas que valía el disco.

Mike: Eso fue buenísimo, porque con ese disco ganaron más plata que lo que ganaron con todos los discos que tuvieron con disqueras; fue algo muy inteligente, porque ellos vivieron todo ese proceso de buscar disqueras, de buscarse un lugar y todo el proceso que mencionábamos, hicieron toda la talacha, y con ese hicieron un discazo y se lo dejaron a criterio de la gente.

Fer: Y es que la gente no sabe cuánto se lleva un artista por disco, es muy  poco, incluso para un artista masivo. Se sorprenderían, es muy poco. Quizá Radiohead ganó muchísimo aunque la gente haya puesto dos o cinco dólares.

Alex: Y seguramente hubo un fan millonario que les dio 15 mil dólares por otros que no daban nada. (Risas)

¿Existe el apoyo real de los fans y el apoyo en general entre medios, artistas, empresarios, promotores, etc.?

Alex: Depende de qué tipo de fans hablas, con todo esto de las redes, los fans son efímeros y no son tan reales, por ahí de los 100 likes que tienes hay cinco reales que te compran una playera y te siguen a todos lados, pero también hay que ubicarse en una realidad y no guiarse tanto por las redes sociales.

Fer: También hay bandas como Zoé o Enjambre que tienen fans que lloran virtual y realmente porque no consiguen entradas para sus shows, y hacen lo imposible para conseguir dinero para un boleto, no creo que cambie ese apoyo de fans.

Mike: No hay claridad de cómo se va acomodar esto. Lo mismo que le pasaba a las bandas, le pasa a los medios, ahora con el asunto de la tecnología hay muchos medios independientes, antes eran las cadenas de siempre y las cadenas de periodismo grandes solo entrevistaban a las bandas grandes, y ahora hay mucho periodismo independiente, lo mismo las bandas y no se han acomodado.

Alex: Si sales en Telehit es porque te va bien, llevas gente a tus shows, vendes discos, pero si eres una banda que no hace eso y no tienes eso y quieres salir en Telehit te estas equivocando, hay que ser realistas y saber en dónde estás parado. Hay que moverse de acorde a donde estás en el momento; hay que ser conscientes, crecer con tus fans y los medios, los músicos también no se ponen a la altura de donde están, la gente elige que es bueno y malo, la gente empatiza con cosas, y con otras no.

Fer: La forma tradicional y el asunto con las disqueras ya no funcionan mas, también es ver las nuevas formas, no aferrarse a esa relación que ya no es funcional, nadie tiene la luz exacta de para donde va todo, pero ya no funciona como antes, eso es para todos. Ni a los medios les funciona como antes.

Mike: Son fenómenos raros, hay bandas mundialmente conocidas que no tienen ni un disco, pero que se dieron a conocer porque alguien rolo el video, se lo rolo a otro, ese lo subió al YouTube y de repente se hizo viral;  lo mismo con los medios, que no tienen los mismos espacios en radio o televisión pero son súper exitosos, y de repente tienen más audiencia que un canal de televisión. Hay cambios en general, de “orden mundial” por así decirlo, las formulas y cosas así, la moneda está en el aire, todo puede pasar.

Perdidos en Tokyo | Foto: facebook

Perdidos en Tokyo | Foto: facebook

¿Para Perdidos en Tokyo cual sería ese orden ideal o ese orden por venir en la industria musical?

Fer: El caos ordenado. Tenemos una manera de plantear de inicio las cosas y hacer las cosas de formas  distintas, desde cómo hacemos la música, desde cómo concebimos la banda, cómo nos comunicamos con los seguidores, en cuestionar las cosas de cómo eran antes, nos está funcionando y esa necesidad de cuestionar  y hacer las cosas de otro modo.

Mike: Esa es la esencia de Perdidos en Tokyo, desde el nombre, estar perdidos en una aventura nueva, de estar en un camino no antes recorrido, eso para nosotros es Perdidos en Tokyo.

Fer: Es cuestionar. Eso es el rock también. No volverte conservador. No importa el estilo, si es pop, si es rock, el tema es que es lo que tu estas planteando, que es lo que estás diciendo. Ahora que hablábamos de Pearl Jam, cuando ellos hace unos años dijeron que las entradas para los shows eran muy caras, que no era posible que se iba un alto porcentaje en la distribuidora de tickets, y se fueron a juicio y perdieron y estuvieron un par de años sin tocar en Estados Unidos porque no podían tocar en ningún lado, y eso le sirvió más a Pearl Jam, porque le dio un valor de credibilidad a la banda que al día de hoy lo sigue teniendo, eso es una actitud que se toma de una parte muy importante de la palabra sociológica del rock , decir esto no está bien y decirlo y hacerlo, plantear otra cosa. Para mí el rock no tiene que ver con un estilo musical, si no con un planteamiento.

Mike: El rock más que la música, es un planteamiento, una actitud, no es sólo tomar Jack Danie’s, es molestar a lo que está bien establecido.

Fer: Claro, si no volveremos convirtiéndonos en un objeto, algo hasta fetichista.

Enrique Bunbury cuando sacó sus discos de solista con un sonido diferente, con cosas electrónicas y cosas bohemias, cuando la prensa y medios empezaron a cuestionar si lo que hacía era rock el respondió con la frase de: “Si el Rock no es libertad, yo no quiero ser rockero”. ¿Eso tiene que ver con lo que mencionan?

Alex: Yo recuerdo cuando sacó su primer disco, a mí me fascinaban los Héroes, a mí me encanto el Radical Sonora, pero a ninguno de mis amigos les gustó, todos decían: “¿Qué mierda electrónica es eso?”; y en una nota yo leí que Bunbury dijo que estaba escuchando mucho a Kinky, yo de ahí escuche a Kinky; yo valoro eso de un artista, que haga lo que le gusta, de lo que tiene ganas y de hacer lo que quieres. Si no haces lo que te gusta entonces artísticamente estás mal.

Fer: Yo leía una nota del vocalista de AC/DC que decía que se les acusaba de “hacer siempre lo mismo”, el mencionaba que “Nosotros hacemos esto y en esto somos los mejores, lo hacemos muy bien, es lo que nos gusta hacer, siempre hacemos esto y es lo que nos hace feliz y no sabemos hacer otra cosa, yo escucho a Blur y a Gorillaz, me gusta mucho Damon Albarn, si quieren escuchar algo nuevo e innovador les recomiendo a Gorillaz, quieren innovar, vayan por acá, por acá se está innovando con Gorillaz, cuando quieran venir a rockear vengan a ver a AC/DC.”

Alex: Yo lo que más admiro de Bunbury fue cuando lo fui a ver tocar con su gira del “Pequeño” en un bar de 300 personas, después de haber venido de tocar con Héroes del Silencio ante miles de personas en estadios; que ahora Bunbury fuera a tocar ahí en condiciones de banda “under”, eso te habla del artista que es, alguien muy fiel con lo que quiere hacer y se la rompe por hacer lo que le gusta y se pone a la altura, y eso, hay muchos músicos que no lo entienden, hay que aprender de eso.

Mike: Estas con una banda mainstream y todos los medios buscan tu opinión, pero tienes otro proyecto o algo nuevo y esos mismos medios que se desvivían por ti, que te piden una entrevista, ni siquiera te saludan en la calle,  ahora te ignoran. Sucede en todos lados, de todas formas y de ida y vuelta.

¿Es un círculo vicioso, de medios, artistas, empresarios, lugares, promotores se vuelve todo muy relativo?

Mike: Exacto, esa es la palabra, ya todo es muy relativo.

¿Cuál será el cierre de año y el futuro próximo con Perdidos en Tokyo?

Fer: Se viene la mega ofrenda de la UNAM, vamos a Toluca, estaremos en el Kiosko de Santa María La Ribera para sus festividades locales, por ahí hay una presentación en el Alicia; invitamos a todos a suscribirse a la página de: www.perdidosentokyo.rocks, ahí regalamos algunas canciones, estamos en contacto directo con la gente y a seguirnos en las redes, para que sepan más de las próximas fechas. Recuerden que estamos con el disco en Spotify,  está el disco físico en nuestras presentaciones, y también pueden adquirirlo en Itunes.

Mike: Dense la oportunidad, escuchen a la banda, estén al pendiente, estamos haciendo muchas cosas, comunicando y estén en contacto con nosotros, vayan a vernos en vivo, es muy diferente lo que pasa en vivo a lo del disco, esto que ven y que decimos es lo que se ve en el escenario, se ve en la actitud.

¿No sé si el nombre de la banda tenga que ver con la película de mismo nombre, pero omitiendo esa película, si Perdidos en Tokyo fuera una película, que película sería?

Fer: Esa es buena y difícil pero yo me iría por  “El Viaje de Chihiro”.

Alex: A mí me gustaría que nos comparen con “Batman: El Caballero de la Noche”, es una película que a mí me da mucha felicidad de decir que bueno que existe este tipo de cine, así me gustaría que la gente dijera que bueno que existe Perdidos en Tokyo.

Mike: Esta buena esa, lo sigo pensando, pero lo voy a dejar abierto, no sé, ya luego les diré…

Fer: Mike va a decir que “Rudo y Cursi”, lleva tiempo queriendo que veamos esa película desde que llegamos, no sé por qué quiere que la veamos. (Risas)

Todo lo que debes saber de la banda en:

http://www.perdidosentokyo.rocks/

Redactores El Club Del Rock

Redactores El Club Del Rock

Grupo de colaboradores colombianos, méxicanos y argentinos de EL CLUB DEL ROCK.