Es un domingo de otoño cualquiera, un domingo de cruda donde a eso de las 4 de la tarde las inmediaciones de la estación del metro La Viga, se puede ver llegar a todo tipo de gente; algunos buscan revivir después de la borrachera marca diablo de la noche anterior, otros simplemente pasan por ahí buscando algo de comer o abandonan las instalaciones deportivas ataviados en uniformes de distintas disciplinas, pero este domingo es diferente, entre momentos nublados y soleados impulsados por un viento frío que recorre la ciudad, una horda de metaleros poco a poco se van dando cita en el mítico Circo Volador.

Son las 4 de la tarde y desgraciadamente un leve retraso en la logística de la primer edición del Renascentia Go Ahead Circus se ve afectada. Los sound checks apenas empiezan a hacerse a media tarde al mismo tiempo que la fila de asistentes comienza a hacerse a un costado del inmueble, algunos de éstos se ve que vienen en vivo, sobretodo uno que intentó sentarse en la cadena de acceso al lugar de estacionamiento y se cayó al mismo tiempo que reporteros y fotógrafos voltearon hacia otro lado para evitar carcajearse por lo obvio.

Pasa una hora, su servibar se siente un poco cansado y desea que fuera sábado, Whatafack piensa lo mismo, ninguno de los dos quiere que llegue el lunes, terror de los Godínez.

Desgraciadamente, el terremoto del 19 de septiembre pasado recorrió la fecha original del festival hasta el 22 de octubre, y sin la participación de Jet Jaguar, banda mexicana recién ganadora del Wacken 2017. Se organiza una fila, la Prensa comienza a accesar para una pequeña conferencia con los grupos participantes.

En las entrañas de la sala principal del Circo Volador, los organizadores dan un pequeño recuento de lo que fue organizar este festival. Intercambian algunas preguntas con los reporteros mientras se escucha que la última prueba de sonido está por finalizar. Fátima y Julio prevén más festivales para la escena metalera independiente organizados por ellos. El Renascentia está a minutos de iniciar.

Renascentia por Raquel Coss

Mientras Whatafack y su servibar atraviesan el túnel que lleva al lobby del inmueble, ya pueden sentir la adrenalina pre concierto. El lugar se ve lleno, los stands con el merchandising de las bandas participantes del festival y otros de expositores, le dan un toque extra al Renascentia. Playeras, discos, stickers, había de todo. Sobre el escenario ya se ve la manta de Nuclear Chaos, la adrenalina no hace más que aumentar.

Las luces se van, los fotógrafos corren al pit, los gritos comienzan a hacer eco en todo el Circo Volador y su servibar está a punto de ver por primera vez a una de las bandas mexicanas de la que ha escuchado mucho, pero que nunca hubo oportunidad de verlos sobre el escenario. Anuar, Pablo, Rubén y Lou toman el escenario, el Renascentia ya comenzó.

La enregía y entrega de Nuclear Chaos sobre el escenario se contagió entre los asistentes, a la misma velocidad del fuego en un bombardeo. Guitarrazos, baquetazos, un headbanging hipnótico y un sentido del humor fresco hacen del show de los encargados de abrir las hostilidades, algo electrizante. Dejan la vara muy alta para las demás bandas, lo que prevé un show lleno de adrenalina. Excelente primer impresión se lleva su servibar con Nuclear Chaos.

Nuclear Chaos por Raquel Coss

Nuclear Chaos por Raquel Coss

Viene un pequeño break antes de que Anima Tempo continúe con las hostilidades. Muchos aprovechan para salir a fumar o buscar una cerveza. Todos vuelven enseguida al escuchar que Antonio, Pável, Daniel, Dante y Gian están sobre la tarima y están dispuestos a todo para elevar aún más esa vibra metalera de domingo.

Anima Tempo por Raquel Coss

Por un momento, el festival parece un concurso de bandas. Pareciera que la banda sobre el escenario quiere tocar más fuerte y pesado que la anterior, pero ése no es el objetivo del Renascentia, la cosa es que las bandas metaleras emergentes tengan un espacio donde darse a conocer y así hacer que la escena crezca.

Los Anima Tempo resultan impactantes sobre el escenario, incitan a todos los presentes a headbanguear, saltar y hasta a armar un mosh pit que técnicamente ocupa todo el lugar. Se despiden en medio de gritos y aplausos, y como si fuera una competencia, Koltdown tiene un hueso duro de roer.

Anima Tempo por Raquel Coss

El fenómeno de buscar bebidas y fumar se repite. Koltdown tarda un poco en subir al escenario, pero en cuanto lo hace, logra que todos vuelvan al lobby del Circo mientras Atreyu ya destroza los tímpanos de los fotógrafos y todos los que están aferrados a la barra desde temprano.

Los decibeles y nivel musical del grupo hacen olvidar por momentos a todos que es domingo, ya todos echan relajo como si fuera sábado o mejor aún, viernes. Esa vibra metalera de domingo tal vez es lo que necesitamos para empezar la semana.

Koltdown por Raquel Coss

Con Rising bajo el brazo, nuevo disco de Atreyu y compañía; Koltdown continúa este mood no oficial de batalla de bandas y elevan el nivel mucho más alto y difícil de superar para los oriundos de Querétaro, Tulkas. Pero antes un break; ya no para fumar ni beber -bueno para eso tal vez sí-, sino para buscar comida.

Koltdown por Raquel Coss

La noche ya cayó y los puestos de comida alrededor de las escaleras del metro están cerrados. Pero, un puesto de hamburguesas y hot dogs justo en la entrada del Circo Volador es la opción. Mientras algunos llenan el estómago a paso veloz mientras Tulkas se prepara, el viento sopla más fuerte y es aún más frío. Pero no hay tiempo de reparar en el clima loco de la ciudad, hay que regresar para ver al siguiente grupo.

Tulkas es el segundo grupo que su servibar verá por primera vez en este día. Trapos, Guillermo, José, Edgar y Charlie son dinamita hecha música. Por momentos su estilo remonta a las bandas Thrasheras de la década de los 80. Y celosos de los mosh pits provocados por las bandas anteriores, ellos organizaron un wall of death que fue como la cereza de la noche si del mood del público hablamos.

Tulkas está en otro nivel y llevó a la no competencia del día a su punto máximo. De la misma manera, una gran primer impresión para su servibar, con todo y un guitarrista moribundo. Viene el último break del día que entre riffs se ha ido rápidamente.

Tulkas por Raquel Coss

Tulkas por Raquel Coss

El staff de S7N prepara todo para que los oriundos de la Ciudad de México, cierren con broche de oro la primer edición del Renascentia Go Ahead Circus, al mismo tiempo; la S7N Army, ya busca el mejor lugar para la presentación, ellos eran los locos que desde temprano ya estaban aferrados a las rejas de seguridad.

Las luces se esfuman una vez más. Mao, Memo, Lalo, Adrián e Israel toman el escenario, se nota un cierto porte y nivel de autoridad en ellos; son una de las bandas nacionales que simplemente la están rompiendo y por eso son los encargados de cerrar el domingo venido de menos a más, gracias al Renascentia.

Como si no hubiera sido suficiente el nivel de calidad de las bandas anteriores, S7N salió a dejar en claro que ellos no se quedarían atrás y sin temor a que su servibar se equivoque, esta ha sido una de las mejores presentaciones que ha visto del quinteto chilango. A pesar de que la guitarra de Mao volvió a fallar, el sonido y entrega de todos confirmó que el grupo está hecho para cosas grandes.

S7N por Raquel Coss

S7N por Raquel Coss

S7N simplemente dejó todo en el escenario, haciendo del festival algo inolvidable en cuanto a esa vibra metalera y haciendo ver que la escena en México está formada en calidad pura. Mao pide que nadie se vaya, ya que queda una sorpresa más en el Renascentia.

Como cereza del pastel, integrantes de los cinco grupos participantes de esta primer edición del festival en el Circo Volador, volvieron al escenario para aventarse unos palomazos, como en la típica fiesta metalera.

Holy Diver de Dio, Walk de Pantera y Master of Puppets fueron los tres covers con los que se dio por finalizado este festival, uno que dejó a más de uno con toda la pila sobrecargada para iniciar la semana, gracias a este domingo de otoño, que terminó en una celebración al Metal.

Renascentia por Raquel Coss

Sin saber si habría after o momento de emprender el regreso a casa, su servibar y Whatafack contemplan la algarabía y buena vibra que el festival había generado en todos los presentes, que poco a poco abandonan el lobby del Circo Volador. Obvio no hubo after, a fin de cuentas era domingo casi lunes, pero estábamos más que listos para enfrentarlo…

Oscar Cruz

Oscar Cruz

Dame un par de audífonos y llego a donde sea...
"I believe whatever doesn't kill you, simply makes you ... stranger!".

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *