Síguenos para más rock

Crónicas

Psicodelia, Stoner y Surf en las Noches de Halloween de Kill Pill Klvb

Publicado

on

B Earthless por Raquel Coss 23

Sábado de mucho movimiento en las entrañas del monstruo mejor conocido por todos como Ciudad de México, un desfile conmemorativo por el Día de Muertos sobre una de las arterias más transitadas, así como un evento automovilístico al oriente de la urbe generaron un caos típico de media semana, los chubascos vespertinos solo le dieron más sabor al día que prometía cerrar con broche de oro en SALA Puebla y la sesión de Rock duro y pacheco organizada por Kill Pill Klvb a cargo de The Cavernarios, Mars Red Sky y el regreso de Earthless al Ombligo de la Luna.

La primera sorpresa de la noche cayó con la aparición de Ultramandaco, banda argentina de Rock Alternativo sobre el escenario del inmueble de la colonia Roma. Con un despliegue de riffs de altos decibeles, quienes a pesar de haber tocado esa mañana en el Tianguis Cultural del Chopo, dieron una gran presentación y cumplieron con lanzar el último llamado para una noche llena de Psicodelia y Stoner.

Ya con muchos asistentes entrados en el mood, Iván Nieblas El Patas y Warpig dieron rienda suelta a su DJ Set, con el que terminaron de calibrar los tímpanos de muchos de los presentes al mismo tiempo que muchos otros aprovecharon para hacerse de uno o dos tragos –eso depende del grado de consumo de cada uno-, mientras el staff daba los últimos toques a micrófonos y amplificadores.

A copy

Foto: DJ Set Ivan Nieblas y El Warpig por Raquel Coss

Surf lleno de Psicodelia…

Pasaban ya de las 21:00 horas, cuando las luces se fueron para que en las pantallas apareciera el intro de las Halloween Nights de Kill Pill Klvb; The Cavernarios se encontraban listos y así con un toque Surf comenzaron los guitarrazos y gritos dentro del SALA. A 2

Con algunas escenas de películas de Serie Bde esas de invasiones extraterrestres, vampiros, momias o alguna criatura de esas que El Santo y Blue Demon combatieron en sus épocas-, el cuarteto originario de la capital mexicana puso a bailar a varios de los presentes, no como en una tocada propia de Surf, pero sí con mucha emoción. Esto mientras en cada acorde parecía traer a la playa a la ciudad.

Tal vez faltaron un par de máscaras, pero todo eso quedó atrás cuando ALF comenzó a tocar su bajo con los pies, ocasionando así que Danny Lobo y compañía se entregaran a un frenesí al más puro estilo Garage. Uno a uno fueron abandonando la tarima, dejando una atmósfera de esas que uno experimenta cuando ve una película de Tarantino. La noche apenas comenzaba.

C Cavernarios por Raquel Coss 4

Foto: Cavernarios por Raquel Coss

Desde Burdeos, el cielo rojo de Marte…

Tras un pequeño break, de nueva cuenta las luces volvieron a desvanecerse y, mientras la oscuridad envolvía las entrañas del SALA, el anuncio de las Halloween Nights le dio la bienvenida al trío francés directo desde Burdeos, Francia.

Con un Stoner con tintes distintos al que estamos habituados de este lado del charco, el power trío realizó un despliegue psicodélico lleno de matices y contrastes que por un momento hicieron de su presentación tal vez la más interesante de la noche para algunos de los presentes.

Con un total de seis canciones, The Light Beyond/Apex III, Hovering Satellites, Mindreader, Be My Guide, Marble Sky, Strong Reflection, y un jam que le voló la cabeza a más de uno;  Julien Pras, Jimmy Kinast y Matgaz lograron desatar la energía que muchos de los presentes habían contenido por gran parte de la velada. 

Tras una exhorbitante presentación, los franceses se despidieron dejando a un SALA completamente conectado en un viaje con el cosmos y el mood de Día de Muertos, algo completamente extrasensorial, listos para el plato fuerte de la noche.

Mars Red Sky por Raquel Coss 10

Foto: Mars Red Sky por Raquel Coss

La nave de psicodelia llamada Earthless…

Esta vez la espera fue un poco más difícil de superar, mientras los presentes compraban cerveza y otros tomaban aire para el último round de la noche, los ángeles y demonios calaveras del escenario solo contemplaban estupefactos lo que era una especie de nave espacial a punto de despegar.

Todo se volvió oscuridad, mientras Mario Rubalcaba, Mike Eginton e Isaiah Mitchell, quien se había maquillado para la ocasión; tomaron sus lugares, la nave de Psicodelia levantó el vuelo estrepitosamente en cuanto Mario comenzó a castigar a la Batería como si no hubiera un mañana, sonaba Uluru Rock.

B Earthless por Raquel Coss 2

Foto: Earthless por Raquel Coss

Con una velocidad impresionante en la ejecución, el viaje sobre la nave tomó más revoluciones mientras el power trío californiano interpretaba Black Heaven, la cual se fue mimetizando con Electric Flame, ya todos en ese momento se encontraban inmersos en el trance del cosmos que se había creado dentro del lugar.

Gifted by the Wind y Volt Rush le dieron otro nuevo giro a la odisea a la que todos experimentaban, mientras Mario e Isaiah simplemente se encontraban poseídos en Batería y Guitarra respectivamente, mientras que un Mike un poco más pasivo, no dejaba de ejecutar y llevar el ritmo psicodélico en su Bajo.

B Earthless por Raquel Coss 4

Foto: Earthless por Raquel Coss

Violence of the Red Sea comenzó a aterrizar poco a poco, a lo lejos se volvía a ver el Planeta Tierra tras un viaje de un poco más de una hora en el que todos los presentes en varias ocasiones perdieron el aliento, desgraciadamente no pudieron quitarse los cinturones de seguridad al finalizar la canción, ya que el grupo nacido en San Diego tenía una canción más antes de retirarse. 

B Earthless por Raquel Coss 21

Foto: Earthless por Raquel Coss

Decidieron rendir tributo a uno de los bastiones de la Psicodelia, y Purple Haze de Jimi Hendrix fue la elegida e hizo saltar y volar a todos por última vez…

La noche había sido un vaivén de emociones, para otros una expansión de su mente y algunos otros una noche llena de Rock duro, Rock de hombres como dicen por ahí. 

Mientras algunos terminaban sus bebidas, un par de personas disfrazadas, un alienígena y un pokémon ganaron el  concurso de disfraces organizado por Kill Pill Klvb, y recibieron un par de LP’s de Earthlees, si mal no recuerda su servibar, autografiados.

Era momento de idear una manera para regresar a casa, el frío ya había envuelto por completo a la ciudad y en las calles había mucho movimiento, lo que hacía más difícil encontrar una manera para regresar a casa después de una jornada ardua de trabajo, pero esa es otra historia…

¡Si quieres ver un poco más o revivir esa noche llena de Psicodelia, no olvides visitar nuestra galería de fotos a cargo de Raquel Coss!

DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading