CRÓNICAS

La majestuosidad de Robert Plant impone su legado en el Vive Latino 2015



Para EL CLUB DEL ROCK – TIM DRAKE

El Vive Latino 2015 quedará marcado, como uno de los mejores carteles en la historia de este Festival, no solo por ser el cartel que tuvo a bandas internacionales importantes, ni por ser el único en el que han estado grandes personalidades del mundo de la música, como si en otros carteles no hubiera pasado, esta vez hablamos de auténticas leyendas y amos del rock. El Viernes 13 de Marzo del 2015 el Vive Latino y sus espectadores fueron afortunados al presenciar el show de una legitima leyenda viviente del Rock, que no vive de glorias pasadas, que se sigue reinventando, sigue componiendo y creando música celestial y diabólicamente exquisita,  alguien que sigue manteniendo ese “feeling”, ese poderío vocal, esa presencia titánica e imponente que derrite a sus seguidores con un par de movimientos poseídos por los dioses del blues y el rock and roll. No cabía duda que ver a una leyenda como Robert Plant en vivo era algo imperdible y había que estar ahí.

La banda telonera, por así llamarlo, fue Interpol. Un estilo y una identidad muy diferente a lo que sería el show final en el escenario principal del Foro Sol. Sorpresivamente y para beneplácito de muchos, algunos empezaron a irse, dejando un gran espacio para que los nostálgicos, viejos, o no tan viejos pero conocedores. Los que se quedaron, muchos o pocos, asegurarían que presenciarían un espectáculo memorable, sublime e inolvidable, lleno de adjetivos positivos, rayando en la perfección que solo una autoridad del rock cosmopolita podría otorgar; Robert Plant estaba a unos minutos de dar una alegría infinita a los amantes del rock and roll puro.Robert Plant by Raquel Coss2

En esta ocasión, haciéndose acompañar por The Sensational Space Shifters, el maestro Robert Plant dejó una huella imborrable en las páginas del Vive Latino y de la ciudad de México, pocos seguramente algún día imaginaron o creyeron que volverían a ver a esta personalidad de más de 60 años cantar en vivo y escucharlo entonar canciones que seguramente se encuentran entre las 100 mejores canciones de la historia, simple y sencillamente porque forman parte de un repertorio de una de las banda más transcendentales en la historia del rock: Led Zeppelin.

Robert Plant, no necesita presentación, bastó con verlo entrar al escenario para deleitar con su primorosa voz la maravillosa “Babe, I’m Gonna Leave You”, remontando a los presentes a las épocas más psicodélicas del rock, haciéndolos entrar en un trance inmediato cuando no llevaba ni 5 minutos en el escenario. El orgasmo auditivo no paró, cada vez era más la emoción, la nostalgia y la incredulidad de estar ahí escuchando a una de las voces más majestuosas de la historia musical, “Rainbow” abrió paso, para una vez más, llevarnos al viaje en ese “Zeppelin” imaginario y deleitar con “Black Dog”, con el capitán Robert Plant preguntando en idioma español: “¿Dónde está el perro negro?”. Robert Plant by Raquel Coss

Con una aptitud impresionante, que sin meterse en comparaciones absurdas con los músicos de Led Zeppelin, The Sensational Space Shifters acompañaron nota a nota espléndidamente a un veterano Robert Plant que mantiene su instrumento vocal perfectamente y sabe explotarlo lucidamente, “Little Maggie” y “Turn It Up” de sus canciones en solitario no desentonaron con las canciones que todos querían escuchar de las viejas épocas, cualquiera diría que son también de Led Zeppelin, el mágico momento de escuchar a una leyenda “coverear” a otra leyenda del blues como Howlin´ Wolf fue asombroso, con “No Place to Go”.

Y el clímax se apodero del Foro Sol, “Whole Lotta Love” con sus primeros acordes retumbo en México, los ademanes, poses, movimientos del Robert Plant “zeppelinesco” se apoderaron del tipo de 66 años que se encontraba sobre el escenario, no hubo clemencia y el Vive Latino probo una alta dosis de sabiduría rockanrolera, aderezada además con un intro de Muddy Waters y Willie Dixon, ahí parecía que todo había acabado, la magia y la fortuna de tener a Robert Plant se esfumaban, se despedía y todo tristemente se acababa. Pero entonces las sonrisas regresaron y Robert Plant con sus The Sensational Space Shifters hicieron que el frio y todo lo negativo que se pronosticaba en la semana desapareciera, con una modificación y arreglos musicales sin alterarla para mal, los acordes de “Rock and Roll” se hicieron escuchar y la gente no lo podía creer, fue un momento indescriptible que determinó la invaluable experiencia de estar en ese lugar en ese preciso momento, la nostalgia dejo de ser nostalgia, para saber que estaban presenciando historia y pasión de blues y rock and roll en vivo. El rock de los buenos tiempos.

Robert Plant se despidió, dejando cátedra de lo que es un show de alta eficacia, perfeccionismo sonoro, de lo que es ser un frontman, un profesional y dejando un momento permanente en las mentes de los asistentes al Vive Latino 2015. Y el Vive Latino 2015 no se despedía, solo daba la advertencia de lo que se esperaba este año y que eso era solo el principio de lo que seguiría en los próximos días del fin de semana más significativo para el medio del rock nacional.



Redactores El Club Del Rock

Redactores El Club Del Rock

Grupo de colaboradores colombianos, méxicanos y argentinos de EL CLUB DEL ROCK.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.