Síguenos para más rock

Crónicas

La majestuosidad de Robert Plant impone su legado en el Vive Latino 2015

Publicado

on

Robert Plant Foto OCESA



Para EL CLUB DEL ROCK – TIM DRAKE

El Vive Latino 2015 quedará marcado, como uno de los mejores carteles en la historia de este Festival, no solo por ser el cartel que tuvo a bandas internacionales importantes, ni por ser el único en el que han estado grandes personalidades del mundo de la música, como si en otros carteles no hubiera pasado, esta vez hablamos de auténticas leyendas y amos del rock. El Viernes 13 de Marzo del 2015 el Vive Latino y sus espectadores fueron afortunados al presenciar el show de una legitima leyenda viviente del Rock, que no vive de glorias pasadas, que se sigue reinventando, sigue componiendo y creando música celestial y diabólicamente exquisita,  alguien que sigue manteniendo ese “feeling”, ese poderío vocal, esa presencia titánica e imponente que derrite a sus seguidores con un par de movimientos poseídos por los dioses del blues y el rock and roll. No cabía duda que ver a una leyenda como Robert Plant en vivo era algo imperdible y había que estar ahí.

La banda telonera, por así llamarlo, fue Interpol. Un estilo y una identidad muy diferente a lo que sería el show final en el escenario principal del Foro Sol. Sorpresivamente y para beneplácito de muchos, algunos empezaron a irse, dejando un gran espacio para que los nostálgicos, viejos, o no tan viejos pero conocedores. Los que se quedaron, muchos o pocos, asegurarían que presenciarían un espectáculo memorable, sublime e inolvidable, lleno de adjetivos positivos, rayando en la perfección que solo una autoridad del rock cosmopolita podría otorgar; Robert Plant estaba a unos minutos de dar una alegría infinita a los amantes del rock and roll puro.Robert Plant by Raquel Coss2

En esta ocasión, haciéndose acompañar por The Sensational Space Shifters, el maestro Robert Plant dejó una huella imborrable en las páginas del Vive Latino y de la ciudad de México, pocos seguramente algún día imaginaron o creyeron que volverían a ver a esta personalidad de más de 60 años cantar en vivo y escucharlo entonar canciones que seguramente se encuentran entre las 100 mejores canciones de la historia, simple y sencillamente porque forman parte de un repertorio de una de las banda más transcendentales en la historia del rock: Led Zeppelin.

Robert Plant, no necesita presentación, bastó con verlo entrar al escenario para deleitar con su primorosa voz la maravillosa “Babe, I’m Gonna Leave You”, remontando a los presentes a las épocas más psicodélicas del rock, haciéndolos entrar en un trance inmediato cuando no llevaba ni 5 minutos en el escenario. El orgasmo auditivo no paró, cada vez era más la emoción, la nostalgia y la incredulidad de estar ahí escuchando a una de las voces más majestuosas de la historia musical, “Rainbow” abrió paso, para una vez más, llevarnos al viaje en ese “Zeppelin” imaginario y deleitar con “Black Dog”, con el capitán Robert Plant preguntando en idioma español: “¿Dónde está el perro negro?”. Robert Plant by Raquel Coss

Con una aptitud impresionante, que sin meterse en comparaciones absurdas con los músicos de Led Zeppelin, The Sensational Space Shifters acompañaron nota a nota espléndidamente a un veterano Robert Plant que mantiene su instrumento vocal perfectamente y sabe explotarlo lucidamente, “Little Maggie” y “Turn It Up” de sus canciones en solitario no desentonaron con las canciones que todos querían escuchar de las viejas épocas, cualquiera diría que son también de Led Zeppelin, el mágico momento de escuchar a una leyenda “coverear” a otra leyenda del blues como Howlin´ Wolf fue asombroso, con “No Place to Go”.

Y el clímax se apodero del Foro Sol, “Whole Lotta Love” con sus primeros acordes retumbo en México, los ademanes, poses, movimientos del Robert Plant “zeppelinesco” se apoderaron del tipo de 66 años que se encontraba sobre el escenario, no hubo clemencia y el Vive Latino probo una alta dosis de sabiduría rockanrolera, aderezada además con un intro de Muddy Waters y Willie Dixon, ahí parecía que todo había acabado, la magia y la fortuna de tener a Robert Plant se esfumaban, se despedía y todo tristemente se acababa. Pero entonces las sonrisas regresaron y Robert Plant con sus The Sensational Space Shifters hicieron que el frio y todo lo negativo que se pronosticaba en la semana desapareciera, con una modificación y arreglos musicales sin alterarla para mal, los acordes de “Rock and Roll” se hicieron escuchar y la gente no lo podía creer, fue un momento indescriptible que determinó la invaluable experiencia de estar en ese lugar en ese preciso momento, la nostalgia dejo de ser nostalgia, para saber que estaban presenciando historia y pasión de blues y rock and roll en vivo. El rock de los buenos tiempos.

https://vine.co/v/O92hEMXDxPq/embed/simple

Robert Plant se despidió, dejando cátedra de lo que es un show de alta eficacia, perfeccionismo sonoro, de lo que es ser un frontman, un profesional y dejando un momento permanente en las mentes de los asistentes al Vive Latino 2015. Y el Vive Latino 2015 no se despedía, solo daba la advertencia de lo que se esperaba este año y que eso era solo el principio de lo que seguiría en los próximos días del fin de semana más significativo para el medio del rock nacional.



DIO bendice tus comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte - Parte 1

Publicado

on

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo... pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading