No era un domingo cualquiera, era domingo 18 de enero de 2015 y Foo Fighters nos propondría romper la rutina. Venían a presentar “Sonic Highways” al Estadio Único de La Plata, en la provincia de Buenos Aires. Al ser un show internacional y de estas características, estar acreditado es pasar por un largo camino, pero siempre hay un as en la manga y gracias a la buena predisposición de Silvana de TyT Group, los astros estarían a nuestro favor. Faltando 15 minutos para el comienzo vino la grata sorpresa y nuestra confirmación de poder fotografiarlos.

momentos-12b2

Ni bien ingresamos al Estadio, nos encontramos con una pasarela que partía del escenario y casi llegaba a la mitad del campo. Por orden de la producción, las fotos debían hacerse desde delante de la torre de sonido, a unos 40 metros del escenario, sólo para los tres primeros temas, por lo que había que estar muy concentrado. Apenas unos minutos después de las 21:15 y ante el rugido de más de 30.000 gargantas, Foo Fighters entraba en escena con el tema “Something from Nothing”, de su reciente álbum de estudio “Sony Highways”, al que le seguirían “The Pretender” y “Learn to fly” con todo el mundo saltando y dejándolo todo.

momentos-16A

Dave Grohl, al sentir el calor de las voces, caminó unos metros por la pasarela y tomó contacto directo con los fans que no paraban de cantar. Esto recién empezaba y caerían “Breakout”, “Arlandria”,  “Generator” y una excelente versión de “My Hero” coreada por el público. Había que bajar un poco las revoluciones y lo hicieron con “Hey Johnny Park”, una canción que fue creciendo en intensidad para pegarla con la potente “Monkey Wrench”, donde el público explotó nuevamente. También sonarían tremendas versiones de “Cold day in the sun”, “Congregation” y “Walk”; un setlist que hasta entonces no tenía desperdicio. Pero lo mejor estaba por llegar.  Dave Grohl con una guitarra acústica, atraviesa la pasarela, que terminaba en forma de “T”, e inmerso en la mitad del campo y en solitario nos quita el aliento con versiones de “Skin and bones” y “Wheels”, donde cada nota y cada rasguido de la guitarra se clavaban en el corazón. Los demás integrantes estaban desaparecidos mientras empezaba “Times  like these” en versión acústica, que fue creciendo lentamente. Hasta que, para locura de todos, el resto de la banda emerge de la tierra en un nuevo escenario giratorio y terminan el tema bien arriba.

momentos-21A

Mientras giraban en esa plataforma harían enloquecer al estadio con varios cover´s: comenzarían con “Detroit Rock City” de los legendarios KISS, una corta versión de “Young man blues” de Mose Allison, y también interpretarían una increíble versión de “Miss you” de The Rolling Stones, con invitados de la talla de Jonny Kaplan y de Dave Krusen (primer baterista del grupo Pearl Jam). Las sorpresas y los cover´s no terminarían: Taylor Hawkins pasaría a la voz y Dave Grohl a la batería para hacer “Stiff Competition” de Cheap Trick y ya con “Under Pressure”, tema de Queen y David Bowie, darían por terminado el show en el mini escenario a mitad de pasarela y rodeados por el público.

momentos-22A

La energía había quedado muy alta, pero aún se podía seguir escalando: de regreso al escenario principal “All my life” puso todo  patas arriba, con “These days”, volvió el sentimiento y con “Outside” se acercaba el final, y aún faltarían dos hits cantados por los miles de asistentes: “Best of you” donde vi a fanáticos llorar de emoción, y ahora sí, “Everlong”, con el que darían por concluido este tremendo directo, que quedará en la memoria de los que allí estuvimos como un sueño del que nunca querés despertar. Se nos habían escapado las casi tres horas de concierto, había que bajar de la nube y regresar a la vida real. A transitar los 50 kilómetros de vuelta a casa pensando en la fiesta vivida.

momentos-14B