Síguenos

CRÓNICAS

Brujeria cerrando brutalmente su Make America Hate Again tour en la Carpa Astros

Publicado

el

¿Qué puede ser más acelerado que un concierto de Brujeria? Tal vez otro concierto de Brujeria, después de que pudimos ver a Juan Brujo y compañía dar uno de los shows más intensos en la edición pasada del Vive Latino, los Mexecutioners regresaron el pasado 24 de noviembre a la Carpa Astros para cerrar su gira Make America Hate Again.

La noche de ese viernes pintaba para un desenlace extremo. La cita en la impresión del boleto decía a las 21:00 horas, pero no faltaron los fans from hell que desde una hora antes ya estaban haciendo fila para acceder a la Carpa Astros que poco a poco fue llenando su pista, mientras se vendían las cervezas, la hora de inicio llegaba.

Con un pequeño retraso de 30 minutos, pero con una pista completamente abarrotada, las luces y sonido de fondo desaparecieron para dar paso a los cánticos shamanistas de Pocho Aztlan, corte del último material discográfico de los llamados narcosatánicos a mediados de los 90 por la prensa amarillista. En cuestión de minutos, Juan Brujo, El Fantasma, Pinche Peach, El Hongo, Cynico y Hongo Jr ya habían desatado el caos en el inmueble ubicado sobre calzada de Tlalpan.

Los chingazos continuaron con un bloque clásico para los fans old school de la banda de chicana de culto. La Ley del Plomo, El Desmadre, La Migra y Echando Chingazos fueron el marco de múltiples moshpits, en toda la explanada de la Carpa Astros. La cerveza volaba al igual que los codazos y alguna que otra patada, mientras el Brujo se paseaba sobre la tarima junto a Fantasma, como los líderes auténticos líderes del ejército de Brujeria.

No podía faltar la dedicatoria al actual presidente de los Estados Unidos de América y nuevo objeto de atención para el Brujo y compañía; Viva Presidente Trump!, Seis Seis Seis y Pito Wilson enardecieron los círculos de slam dibujados por toda la zona, que hay que recalcar que no pararon en toda la presentación a pesar de ser chavorucos en su mayoría los presentes en el show. Colas de Rata cerraban con fuerza el pequeño bloque dedicado al magnate.

Obviamente, había llegado el momento de promocionar el nuevo disco de los pioneros del Death Metal, Isla de la Fantasia, Angel de la Frontera directos de Pocho Aztlan, aunque las cosas se pusieron un poco cachondas para Peach y compañía en Satongo, personaje más peligroso que el mítico Mecosaurio, por eso el Brujo y compañía no dudaron en hacer un baile sexoso sobre el escenario, bien cagado pero sexoso.

Las revoluciones y codazos volvieron con todo al ritmo de Desperado, Cuiden a los Niños y Anticastro -que ahora ya es Castro muerto, según el Brujo-, y una de las canciones más características e inconfundibles de los Mexecutioners, Brujerizmo. Hasta ese momento, el concierto se había desarrollado como un auténtico desmán, no faltó el mala copa que no aguantó el rigor de los chingazos y quiso pelarse en serio, pero la misma gente lo sacó por no aguantar las leyes del Brujo.

Marcha de Odio fue el preludio para que Peach y compañía llevaran el reclutamiento para el ejército del Brujo, el ejército de Brujeria con Revolucion, y mientras la guitarra de Cynico dejaba sordos a todos, Fantasma y los demás hacían el típico saludo del himno nacional al mismo tiempo que Peach nos convertía a todos en soldados del ejército de Burjeria, una vez más.

Después de la ceremonia militar, llegó el tiempo de la instrucción, Consejos Narcos empezó a volar aún más los speakers del lugar al mismo tiempo que Fantasma y Juan Brujo aventaban sobre todos algunos paquetes llenos de polvo blanco -quién sabe qué demonios era, pero pensar que era droga sería un cliché-, acto seguido continuaron las hostilidades con No Aceptan Imitaciones mientras se ofrecía como sacrificio una piñata que no duró ni cinco minutos entre todos los soldados del Brujo.

En medio de toda esta euforia, el clásico por antonomasia de la banda originaria de Tijuana y que generó toda su fama por puros chismes de la prensa sensacionalista, comenzó a sonar coreado por todos los presentes; Matando Güeros. Si había alguien que no hubiese recibido algún codazo, empujón, pisotón, tuviera polvo en el cabello o estuviera mojado por la cerveza que voló, definitivamente no había vivido el concierto de uno de los grupos más desmadrosos que su servibar ha visto sobre el escenario, y que con el paso de los años no han perdido esa intensidad.

El último baile por parte del Brujo y compañía se dio al compás de su clásico Marijuana -es su versión de la Macarena para el que no sepa-, eran casi las 23:00 horas y a pesar de haber tocado más de 15 canciones, la brutalidad y lo atascado del show habían hecho que se acabara en un abrir y cerrar de ojos.

Tal vez el mejor momento fue cuando una fan evadió al cuerpo de seguridad y se subió a cantar Matando Güeros con todo y el pequeño guardia que técnicamente arrastró hasta el lado de Fantasma, definitivamente en cada show de Brujeria sucede algo tan peculiar como esta escena.

Corto al parecer, pero cumpliendo las expectativas; cansados, zarandeados, agotados y muchos roncos, ése fue el saldo de Brujeria en la Carpa Astros cerrando su tour Make America Hate Again. Listos para su regreso en mayo para el Hell & Heaven.

Su servibar tenía que hacer una escala más, por eso había que abandonar rápido el lugar para alcanzar transporte y aprovechar el resto de la noche, no sin antes buscar el bonito souvenir y ver cómo algún soldado del Brujo pasado de copas, al pagar algunas playeras, dejó caer su cerveza sobre toda la mercancía, el vendedor ya no dijo nada…

Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

CRÍTICAS Y OPINIÓN

Un último concierto para mi muerte… Parte 1

Publicado

el

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo... pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continue Reading

CRÍTICAS Y OPINIÓN

Muse en Perú 2019 /// CRÓNICA DEL MEJOR CONCIERTO AL QUE NO FUI

Publicado

el

¿Es posible escribir una crónica sin haber asistido al evento?

Bueno, hoy lo descubriré y quedará este artículo como testimonio. Lo primero y último a mencionar como enseñanza, es que deben empezar a hacer las cosas por ustedes mismos y no esperar que la alegría les llegue por correo. Moraleja.

Debo aclarar, antes que sigan, que el único propósito de este texto es la recreación mental. No encontrarás muchos detalles del evento, solo un par de fotos, una carta abierta de confesión y el set list.

¿Qué es una crónica? Pues consiste en la recopilación de hechos narrados en orden cronológico.

Muse cerró “Simulation Theory World Tour” en Lima

Aquella gira que iniciaba en febrero y a la que daba por hecho mi asistencia, llegaba a su fin en mi continente, en mi país, mi ciudad. La banda que musicalizó mi adolescencia y que ‘faneaba’ desde el 2009, tocó a media hora de casa y no pude ir a verlos. 30 mil voces corearon el fuzz incorporado en la manson de Bellamy, antes de Plug in Baby; mientras eso sucedía, yo estaba en casa recalentando un guiso de mierda y conversando con mi novia, a la que dediqué Unintended más de una vez ¿Qué sentido tiene seguir intentando hacer algo diferente, si cada episodio musical en tu ciudad te pasa de costado e ignora? Ya son varias bandas que no he podido ver en vivo y estoy cansado de privarme otras cosas para sustentar entradas que debería recibir por correo… O bueno, al menos eso creí. “Sabe amargo el licor de las cosas queridas”.

La ingratitud del destino es una cosa a la que estoy acostumbrado. Nadie te ayuda en la derrota y cuando ganas, todos quieren ganar contigo. Es la realidad de la vida y la acepto, no reclamo nada. El detalle es que he dedicado el 80% de mi vida a la música y a ella no parece interesarle, ni siquiera para darme un mimo; parezco vivir siempre como en una canción de blues, tragedia tras tragedia, tristeza tras tristeza y un ápice de alegría que viene siempre de cualquier lado, menos de la música. Muse, anárquica como siempre, sería la banda que rebalse el vaso.

Algorithm y Pressure fueron el inicio de una noche que jamás olvidaré, literalmente, no puedes olvidar algo que no viste. Más pop que rock, el Muse de los últimos 8 años empezó a ponerse la 10 en la espalda y mandó el Jockey Club abajo con Psycho. No estuve ahí, pero estuve ahí; si crees que es difícil de entender, créeme que es más difícil de explicar. ¿Viste que a veces te pones en modo automático y no mantienes poder sobre tus actos? Bueno, así estaba yo… en casa, mientras veía a Muse en un mundo paralelo.

La noche y mi tristeza seguirían su curso, teniendo como puntos supremos la ejecución de Uprising, Plug in baby, Suppermassive black hole, Hysteria y Bliss. Nada del otro mundo, ni de este mundo… simplemente de algún mundo en el que Matt sigue siendo un crack. Mención honorífica al público que, aún con celular en mano, saltaba. Luego vendría la interesante Madness, el siempre místico Time is running out y la siempre ñoña Starlight. A partir de ese momento, reaccioné.

Dicen que los humanos somos seres egoístas por naturaleza

Si hay algo que deseaba con todas mis fuerzas, era que no tocaran Citizen Erased, que la toquen en su próxima visita. Que me disculpen las 30 mil almas presentes, pero esa canción me pertenece de algún modo. Escuchar más de 1000 veces la misma canción, debería darte algún derecho sobre ella. El que ha escuchado el outro del tema, sabe de lo que hablo, entiende lo que transmite. La canción arquetípica de Muse ejecutada a media hora de mi casa, iba a ser mucho dolor junto para mí. Tengo los nudillos hechos mierda, los codos ennegrecidos y el corazón dividido. Todo por no traicionar mis principios y seguir siendo fiel a lo que quiero… ¿Pero hasta cuándo?

Decidí dar una ojeada en Facebook y me topé con la transmisión del concierto por cortesía de la productora “Tirando Dedo”. Enganché justo el último preludio del concierto; vendría un mix de Stockholm syndrome, Assassin, Reapers, The handler y New born que fueron una caricia al alma a través de la pantalla. Toda la parafernalia visual que se había montado era una cosa bien de este mundo, en el que Matt valida lo crack que es. Demostrando la esencia de Muse. Esos 15 minutos fueron Muse a tope. La noche culminaría con Knights of cydonia y mi sana envidia por los que fueron, pero mi profundo desprecio por los que, pudiendo ir, no lo hicieron.

 

Estoy ansioso por saber cuál será el próximo concierto que me perderé… ¡Qué nervios!

 

Fotografía: La República y El Comercio.

Continue Reading

+ NOTICIAS

Noticiashace 23 horas

Corey Taylor tiene 26 canciones nuevas para su nuevo álbum en solitario

Corey Taylor ve más allá de Slipknot y Stone Sour. El cantante ya está listo para lanzar su nueva producción...

Noticiashace 2 días

Último minuto: Mötley Crue confirma su regreso a los escenarios con un tour que iniciará el 2020

Jamás dudes de los resultados que puede lograr el buen marketing y el talento de una excelente banda. Mötley Crue...

Noticiashace 2 días

Black Veil Brides y el bajista Ashley Purdy se separan por mutuo acuerdo

Black Veil Brides es de las bandas "emo" más recordadas del 2000. Ahora son noticia, una vez más, pues uno...

Noticiashace 2 días

My Chemical Romance comparte su primera foto actual tras el anuncio de su reunión

Ya no son unos jovencitos, obviamente los años pasan factura y aunque el talento se mantenga casi intacto aún deben...

Noticiashace 5 días

Confirmado: Marilyn Manson se une a Ozzy Osbourne en su tour de despedida

Dos de las figuras más compatibles en la industria metalera se unen y sus fanáticos en el mundo lo agradecen....

Noticiashace 5 días

Dave Grohl sobre el nuevo álbum de Foo Fighters: "Es jodidamente raro"

Dave Grohl se sinceró sobre el nuevo álbum de Foo Fighters. Está en proceso y de una manera poco convencional....

Noticiashace 6 días

Latin Grammy: Lars Ulrich de Metallica le entregó reconocimiento a Juanes por ser la "Persona del año"

Los Latin Grammy se venían desarollando con total normalidad y sin ninguna novedad relevante para la comunidad rockera y metalera...

Noticiashace 6 días

Kiss pospone inicio de su gira de despedida por salud de Paul Stanley

Kiss, encabezada por Gene Simmons y Paul Stanley, anunciaron hace poco su gira mundial de despedida que iniciará en Perth,...

Lo más visto

X