Conecta con nosotros

Crónicas

Boom Boom Kid en San Juan (17.07): Crónica y entrevista

Publicado

el

destacada

Nekro, otra vez en San Juan, esta vez en formato acústico, ¿por qué decidiste este formato para esta gira?

¿Y por qué no?

Si hay alguien que no respeta ningún esquema (probablemente ni los propios) en su arte, ése es Nekro. Desde los primeros pasos con Fun People, hasta la preciosa esquizofrenia creativa de su último larga duración en Boom Boom KidEl Libro Absurdo’, Carlos Nekro Rodríguez no es fácil de clasificar, o tal vez sí: libre. Y esta vez, más pequeño en presencia escénica pero más grande en mensaje, sólo con algunas guitarras, subió a las tablas del bar Mamadera, colmado de almas esperando por la figura que no sólo trae consigo sus bonitas canciones, trae el espíritu de una música que supo marcar a fuego generaciones.

En el espacio de dos horas, con ciertos intervalos de poesía y pequeñas conversaciones hacia la audiencia, Nekro hizo de su escenario su espacio personal. Cual campo para correr, la propia habitación con juguetes, una hoja en blanco y muchos lápices cerca, así armó el artista su atmósfera personal con un decorado simple, sus papeles cargados de literatura incendiaria y sus instrumentos. Del otro lado, las caras expectantes que sonríen cuando canción a canción encuentran, se encuentran, nuevamente con esa melodía o esas palabras que alguna vez les dieron consuelo, alegría, o hasta les indujeron el llanto más liberador. Frente nuestro, despojado de todo, creando marejadas emocionales en seis cuerdas, el cantante.

DSC_0025

Te preguntaba lo del formato porque la última vez que viniste, hace dos años, diste un concierto a lo eléctrico, con la banda, pero con las luces prendidas, porque dijiste que así se aplacaban los demonios; a lo mejor esta vez, con este formato, habían otras cosas que expresar, otra energía que transmitir. ¿Qué diferencia hay esta vez con el acústico?

Y no sé, lo que viste ahí. Para mí salir con la guitarra solo es como meterme con una pequeña tabla a surfear una ola gigante. Y luego, cuando termino de hacerlo, me siento muy bien, porque he logrado surfear la ola. Lo que viste es lo que hay, yo hoy monté un living.

Como algo más personal, más íntimo…

Sí, lo que viste. Yo no puedo a veces explicar la canción, más explícito de lo que fui no puedo serlo.

No hay necesidad de explicar nada. Quizás, pedir un poco más de silencio a los idiotas que interrumpen sus anécdotas pidiendo desde el anonimato de la masa-público que Nekro vuelva a tocar. ‘¿Quién sos vos que siempre estás hablando? Si vas a hacerlo, da la cara, o convídame un trago al menos’ responde Nekro, tal vez un poco molesto por ver su historia cortada, justo cuando hablaba de una de las primeras fechas que Fun People, en aquel momento como Anesthesia, realizó junto con una banda de metal. Una banda de metal y otra de hardcore punk con querencia pop haciendo tocadas, en un ejercicio de rotura de parámetros musicales que por ese entonces era inusual. No sería la única vez que esta clase de cosas sucediera mientras Nekro hablaba, aquí aún nos falta un poco de respeto. ‘Tocá ‘Spirito del 77’, Nekro’ sueltan. Y no lo hizo.

DSC_0030 2

Entre temas, soltó una de sus más recientes canciones, ‘Aijuna! Cómo amanza el tiempo’, la crítica a Monsanto y la advertencia a sus peligros en el planeta y nuestra propia existencia. ‘Una de las razones para hacer esta gira era hablar de la semilla de amaranto’ explica Nekro, como solución para una alimentación autosustentable. Y por más que en San Juan no haya Monsanto, tenemos otro demonio llamado Barrick, por lo que esta canción no podía pasar desapercibida por la gente que se dio cita esa noche. Una vez más, ese espacio íntimo del cantante se vuelve nuestro, nos canta, nos toca de cerca. Como en todo el recital. Con ‘Aijuna…’ por las peores razones, pero también sucede.

Hablaste mucho de Monsanto, de la semilla de amaranto, es muy interesante porque en San Juan tenemos una problemática que nos está matando que es la minería, en septiembre del 2015 se derramaron un millón de litros de cianuro al río. ¿Tenés algo para decir al respecto?

Es horrendo, esta forma actual, primitiva también, que están haciendo para la búsqueda de algo que en realidad, ya se sabe que es caduco. Sería tan simple, ¿no? que con un poquito así podríamos utilizar otras tecnologías no contaminantes. Es feo saberlo y vivir con eso, vivir con la espina de no poder verlo y aún estén destruyendo este planeta. Me gustaría saber dónde vive esa gente, si tienen nietos, si piensan que luego de ellos va a venir otra cosa, debe ser gente muy horrenda. Y bueno, yo con mis canciones, con mi pequeño momento, salgo y opino lo que tengo para decir. Por eso salgo a hacer lo que estoy haciendo ahora. Yo tenía urgencia de decir ciertas cosas y salí a la carretera.

En la vorágine calma que propone Nekro, no hay noción del tiempo. Comienza entonces a avisar que se viene el final, no sin antes dar una versión de Folsom Prison Blues de Johnny Cash, o una enérgica Fuck You Nazi Rockabilly Teenage. Entre medio, también aparecían nuevas canciones, que anticipan el nuevo trabajo de Boom Boom Kid.

DSC_0365 2

¿Algo que nos puedas anticipar del nuevo disco?

Bueno, hoy toqué algunas canciones que luego van a ser grabadas con la banda. Sé que va a ser un álbum bastante largo, quizás como el Frisbee, con muchas canciones, porque hace mucho que no grabamos algo y hay ganas. Mañana voy al Valle de la Luna, estoy visitando ciertos lugares que para mí son energéticos en un buen sentido, y quiero llenarme de buena energía para empezar lo que es el nuevo álbum. Así que por eso vamos.

DSC_0383 2

Termina con su eléctrica y agarra la criolla para los acordes finales. Amaga con cerrar, sólo para irse del otro lado del escenario, treparse a la barra y cantar sin micrófono y ante la gratamente sorprendida mirada de los presentes Como Caramelos de Propóleo. Un regalo, que se esperaba, pero que sorprendió la forma. Los flashes de los celulares, las cámaras que se volteaban rápido a capturar ese momento, las sonrisas arrancadas por Nekro mientras zapateaba firme en la madera de la barra, y el cúlmine con su ya conocido ‘crowd surfing’ para despedirse de un público que lo abrazó de vuelta. De la misma manera que él nos abrazó con su música, con ese toque único del sonido desnudo.

¿Y alguna vez un álbum todo acústico?

Bueno, hay cosas, de hecho antes de entrar a salir de gira estuve grabando algo, así que muy pronto voy a grabar algo, es muy probable. Pero bueno, el futuro es incierto.

DSC_0387 2

Agradecemos a Mano Brava y a Laura Ferraris por la entrevista y las magias fotográficas. Pedimos sinceras disculpas a los Monofloro, que por inevitables razones que no vienen al caso no pudimos presenciar su actuación. Pero seguramente, como este redactor apreció antes, habrá sido un gran toque del grupo sanjuanino.

Deja un comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crónicas

Un último concierto para mi muerte – Parte 1

Publicado

el

acdc

Siempre debo encontrar alguna excusa para poder escribir con un estilo real, sin temor a que puedan bajarme el pulgar. La sinceridad es como el rock, se puede oler… y sentir. Hoy voy a ser sincero con personas que no conozco, ni conoceré, al menos en este universo. Los lectores.

Siguiendo la línea de sinceridad, quiero aclarar que, si no gustas de la lectura o simplemente entraste buscando noticias, este artículo no es para ti. Te ofrezco mis disculpas.

54908288 colección de enfermedad cerebral tomografía computarizada y la resonancia magnética del cerebro mostrar inf

Volviendo al foco central

El telón de la vida se cerrará a través de mis ojos. Hace mucho que vengo arrastrando los síntomas de un supuesto aneurisma y he alcanzado el punto más álgido desde que inició el presente mes. Mareos, vértigo, arcadas, dolor de cabeza, tensión en el cuello, dolor detrás de los ojos, etc. Todos esos síntomas coronados por estados graves (mi madre) y muerte de familiares (tíos) a causa de la misma enfermedad. Como se sabe, el aneurisma es una enfermedad altamente congénita. Tengo todos los boletos comprados para ser uno más en la lista y habito en la resignación desde hace unos años, sé que voy a partir; no sin antes pasar el día más feliz de mi vida en un concierto/festival de rock.

No pienso hacer un embole de artículo, está claro que la desgracia propia es el regocijo de gente ajena, pero hasta la ‘tristeza’ cansa. Me siento aturdido las 24 horas del día, no por alcohol, sino por los mareos de mierda que no paran ni cuando duermo. Si me dicen que es imposible marearse mientras estás dormido, entonces confirman mi peligro de extinción. Camino mareado, como mareado, escribo mareado, escucho música mareado, beso mareado, pienso mareado, me ducho mareado y cuando bebo un poco de alcohol, se me pasa. Una picardía. De todas formas, dejé de libar hace un mes, por precaución y miedo, principalmente miedo. No soy yo, no soy feliz. El vértigo y las ganas de vomitar por las noches me convirtieron en todo lo que siempre odié, una persona que no quiere estar en cama.

hipoxia cerebral 1 10

Por alguna estúpida razón, nunca he querido que un médico confirme lo que tengo, siento que voy a comprometer a gente que me estima y van a sentirse culpables de no haberme podido ayudar. Busqué información sobre este tipo de conducta y no solo es una rareza mía, mucha gente prefiere vivir en la ignorancia y dejar que la propia enfermedad oculta los mate, antes de morir por depresión o desahucio. He tratado de sobrellevar estos síntomas desde hace 7 años, pero parece que entré en la última etapa. No se puede disimular más y los exámenes son inevitables.

636900408332963097DB

Ya no se trata de tener algo porqué vivir, sino algo porqué morir. Y si he de morir por algo, que sea rock. Quizá se lea muy novelesco, pero es lo último que quiero hacer. Yo me amo y no puedes engañar a la persona que dices amar porque entonces de los desconocidos, ¿qué puedes esperar? Simplemente quiero divertirme, amar y vivir el momento. Disfrutar de ese día junto a la persona correcta, ella. Comer y beber sin preocuparme por las consecuencias, así quede convaleciente al día siguiente. Gastar, lo que me queda de vida, en el pecado más grande que me permití: Querer vivir por y para la música; que sea rock.

Parece que no cumpliré el deseo de ver a AC/DC en vivo… pero The Strokes e Interpol de seguro tienen su lugar en el iPod de Dios.

Mañana guardo cita médica y la verdad que cualquier diagnóstico, ahora, me sabrá a victoria. Tengo presente que me gusta ganar; y perder no me causará dolor.

70940204 499892287256339 1023728961357611008 n

Aquí finaliza la parte 1. Restan 2.
Continuar leyendo