Antes de que existiese una denominación conocida como “Grunge”, Soundgarden estaba tocando rock caótico, estridente, y fue así que en los años 90 el mundo de la música fue seducido por su sonido; estos pioneros del grunge no siguieron una tendencia, aunque una tendencia musical ayudó a impulsar su carrera. Sin embargo, Soundgarden siempre ha hecho las cosas en sus propios términos, sorprendiendo a muchos cuando se separaron en 1997 e, igualmente, cuando anunciaron planes para regresar una década y media más tarde.

Durante su carrera su producción ha sido mínima, pero lo que Soundgarden ha hecho supera cualquier estándar de “calidad”, lo que hace que algunas decisiones sean difíciles cuando se trata clasificar sus álbumes. ¿Dónde colocar discos como “Ultramega OK” y “Louder Than Love”, discos que estaban por delante de la curva, musicalmente hablando, y pavimentaron el camino hacia el futuro éxito comercial? ¿Qué hacer con un álbum como “King Animal”? ¿Y qué decir de la impresionante senda de tres álbumes “Badmotorfinger”, “Superunknown” y “Down on the Upside” que los llevó a nuevas alturas comerciales?

6. ‘Louder Than Love’ (1989)

La banda dio el salto con un sonido influenciado por el metal, legado desde antes de la explosión de grunge. Trabajando con el productor Terry Date, la agrupación hizo un intenso esfuerzo que comenzó a dilucidar la promesa de lo que eran capaces de hacer. El álbum entregó el rockero “Hands All Over” y el lento “Loud Love” como singles, pero también obtuvo una cierta atención por las canciones “Big Dumb Sex” y “Get on the Snake”. Este sería el último lanzamiento de la banda con el bajista Hiro Yamamoto, que salió poco antes de que comenzara la gira por el álbum.

5. ‘King Animal’ (2012)

Después de 16 años, Soundgarden regresó en 2012 con ‘King Animal’, un disco recibido con calidez y entusiasmo por los fanáticos. El grupo coprodujo el esfuerzo con Adam Kasper y comenzó inmediatamente con la publicación de “Been Away Too Long”, una canción que rememoró el legado de la banda. “By Crooked Steps” siguió su ejemplo, mientras que “Halfway There” se sintió más como algo del trabajo en solitario de Chris Cornell; por otro lado, ‘King Animal’ hizo la tarea al darle la bienvenida a los antiguos aficionados y hacer nuevos fans de una generación más joven.

4. ‘Ultramega OK’ (1988)

Aunque Soundgarden se formó en 1984, fue en 1988 que consiguieron lanzar su primer larga duración. Y fue ‘Ultramega OK’ quien ganó para la banda su primera nominación al Grammy como Mejor Álbum de Metal. Sin embargo, el éxito de la banda fue fundamentalmente undergroud, lanzando el pegajoso “Flower” como single, además de grabar una versión malvada de “Blues Smokestack Lightning” de Howlin ‘Wolf y dejando canciones como “Nazi Driver”, “Incessant Mace” y “Circle of Power” para el deleite de los oyentes.

3. ‘Down on the Upside’ (1996)

‘Down on the Upside’ es la joya subestimada en la colección de la banda. El álbum en sí no era tan pesado como sus predecesores y se encontró a la agrupación experimentando un poco. Canciones como “Pretty Noose” y “Burden in My Hand” mantuvieron a la banda dentro de los favoritos en la radio, mientras que “Blow Up the Outside World” también ganó amplia difusión. Tracks como “Ty Cobb”, “Rhinosaur”, “Never the Machine Forever” y “Overfloater” son las pistas estelares más profundas en el disco. El álbum se colocó número 2 en listas y fue disco de platino.

2. ‘Badmotorfinger’ (1991)

Para el tercer álbum de la banda ingresó el bajista Ben Shepherd, y poco sabían que el mundo de la música estaba a punto de ponerse al día con lo que estaban estableciendo. “Jesus Christ Pose” llamó la atención de los oyentes casuales pero, para el rockero de a pie, resistió la prueba del tiempo en el catálogo de la banda. Finalmente, Soundgarden estalló en la radio, marcando éxitos como “Outshined” y “Rusty Cage”. Mientras tanto, temas como “Room for Thousand Years Wide” y “Slaves & Bulldozers” se sumaron a la profundidad de este destacado álbum, que le valió al grupo una nominación al Grammy como Mejor Performance de Metal.

1. ‘Superunknown’ (1994)

Aunque Soundgarden no igualó los números en ventas de sus pares “grungers”, todo se confabuló en 1994 con el lanzamiento de su cuarto álbum, ‘Superunknown’. El trabajo, producido por Michael Beinhorn, tuvo un comienzo sólido con el éxito de MTV “Spoonman”, mientras la voz de Chris Cornell desató toda su fuerza con “The Day I Tried to Live”. Y fue con su tercer sencillo “Black Hole Sun” que la banda finalmente alcanzó el número 1 con una canción, track que convertiría en un clásico de la radio. Soundgarden afianzó este álbum con las canciones “My Wave” y “Fell on Black Days”, haciendo “Superunknown” su disco más profundo y más querido.

Marius

Marius

Docente de Español y Lenguas.

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *