Conecta con nosotros

Críticas y opinión

Reflexiones de un “CARETA” que despide el 2018

Publicado

el

c860a37e 8211 4e6e 9dfd 7a80155e3b65

Tampoco vengo en plan de Zaratustra… 

No simbolizo el arquetipo verdadero de la moral y mucho menos un ejemplo entre el bien y el mal. No soy así. No es momento de sentirse nostálgico ni “reproducir canciones tristes para sentirse mejor”, como diría el buen Gustavo. Pasa que a veces es plausible expulsar lo sombrío porque deja de ser gracioso e interesante luego de un breve lapso de tiempo. Libre de escoger y abrazar los valores que me encargué de defenestrar y burlar cada vez que pude. Y si para eso debo considerarme ‘careta’, pues sí, lo fui, hasta hoy. ¿De qué vale confesarse si no se está arrepentido?, no hay mayor muestra que describirse en un título. No quiero aspirar un futuro sin exhalar el presente, no quiero mostrarme evidente ante gente que ahora considero inerte. Las amistades que perdí, las amistades que gané, de las que me alejé y a las que me acerqué.

arcade vaporwave

Así de “cabrón” fue el 2018… Es la vida misma.

Jamás una canción me había puesto tan contento, salvo por “Don’t Stop Me Now”. Escucho “Cabron” de Red Hot Chili Peppers y me siento realmente bien, estoy bien. La guitarra, el contrabajo, la letra, su simpleza, es tan perfecta y noble; la llevo escuchando todo el día y hago un repaso mental de mi año. Llego a la conclusión de que todo es agotador… incluso el rencor. Hallo la analogía perfecta de mi 2018 con la canción mencionada líneas arriba; encontré alegría y esperanza en el lugar donde menos busqué y que subestimé, desperdicié un año en su encarnizada búsqueda y siempre la tuve al alcance.

vapor

El año con peor réditos económicos fue el que mayor ganancia espiritual me dejó. Muy a mi pesar; sé lo que puedo hacer y lo que, aunque quiero, no puedo. La vida es así, una mierda sin desperdicio. Entendí que no solo era un problema mío, todos quieren sentirse importantes pero a la misma vez dedican la mitad de su vida a actividades banales. La libertad es cara y tenía 2 opciones; cuidarla y gozarla o perderla y en un par de años comprarla. Hice la fácil y paralelamente concebí las siguientes realidades:

Me di cuenta que mis placeres son mucho más baratos de lo que creía

Me di cuenta que para escribir bien, primero debo vivir mal

Me di cuenta que el sufrimiento a veces rehabilita

Me di cuenta que evito ir al cielo porque toda la gente que aprecio irá al infierno

Me di cuenta que no quiero estar solo aunque siempre lo deseo

Me di cuenta que no muere quien se va, muere quien se olvida

Me di cuenta que la honestidad no es una cuestión de género, sino de identidad

Me di cuenta que reconocer la deuda, es pagar la mitad de lo que se debe

Me di cuenta que nadie cambia, solo descansa

Me di cuenta que necesito volver a tener una banda…

avenida

Descubrí que el sentido común es el menos común de los sentidos, la mayoría carece de empatía y  vive una realidad alterada. Confiaba al máximo en la palabra, pero cuando todas las palabras habían llegado a su final, extrañé las advertencias. Me he cansado de aprender de los errores en este año, no sé si me alcance la vida para demostrar tanta sabiduría conseguida a costa de tantos yerros.

Espero que el 2019 no sea tan “Cabrón” y si lo es… que al menos tenga una melodía tan noble y perfecta como la canción.

*Dale play… si no lo sientes, no lo entiendes.

1 Comment

1 Comment

  1. Miquel Àngel García Cuadrado

    31/12/2018 at 2:28 pm

    DESPIDE ESTE 2018 (DESPIDE EL AÑO 2018).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias

¿Qué pasaría si ya no hay más conciertos de rock por la pandemia?

Publicado

el

conciertos-vacios

Esta es una noticia/opinión/teoría. Puede que resulte informativo para algunos y alarmante para otros.

Hoy se cumple exactamente 1 mes desde que inició la cuarentena (obligatoria) en el Perú, país donde vivo. Es muy probable que en la mayoría de sus países también estén pasando por lo mismo. Todo sea para evitar la propagación de este terrible coronavirus, covid-19.

Entremos en contexto.

Datos sobre el coronavirus

Al día de hoy se han registrado más de 2 millones de infectados y lamentablemente más de 139 mil muertes en todo el mundo producto de complicaciones asociadas al covid-19 (coronavirus).

Es alarmante – y da miedo, no podemos negarlo – por la facilidad como se transmite este virus. Y teniendo esto presente nos vamos acercando a la respuesta o más bien teorías sobre ¿Qué pasaría si ya no hay más conciertos de rock por la pandemia?.

Los conciertos han sido cancelado por el coronavirus

En casi todos los países donde los gobiernos han ordenado una cuarentena, sea obligatoria o voluntaria, los eventos sociales masivos han sido cancelados y/o pospuestos hasta nuevo aviso.

Usaremos como referencia lo que sucedió en Perú.

  • Cuándo se conoció que ya existía un portador del virus en el país, una de las primeras medidas que tomó el gobierno central fue cancelar todo evento que congregue a más de 200 personas.
  • Días más tarde se cancelaron todos los eventos sociales (incluido los conciertos de rock).
  • Al día de hoy se han cancelado y pospuesto muchos conciertos importantes como el de Kiss o Guns N’ Roses.
  • Recientemente el primer ministro del Perú, Vicente Zeballos, declaró que durante este año no habrán más eventos.

Lo que se hizo en el Perú no fue necesariamente lo que hicieron en países como México, por ejemplo, donde a pesar del brote de este nuevo virus se realizaron varios festivales multitudinarios. Por cierto, México registra a la fecha 449 muertos por covid-19.

Sin embargo esta medida ya fue adoptada en todo el mundo.

Teniendo en cuenta que el virus es de fácil propagación, tiene una tasa de mortalidad cerca del 10% en algunos países y además no hay una vacuna en el futuro cercano. Lo más lógico es que cualquier evento quede cancelado durante mucho tiempo ¿Cuánto? No lo sabemos pero, usando el sentido común y basándonos en información publicada por distintas organizaciones como la OMS, al menos un par de años sin eventos masivos será algo necesario para que el virus sea contenido con efectividad y no sigamos perdiendo más vidas.

¿Qué pasaría si ya no hay más conciertos de rock por la pandemia?

Comencemos con las teorías, algunos estarán a favor y a otros les puede parecer descabelladas. Ya veremos.

  • Adiós a las despedidas de bandas históricas como AC/DC o The Rolling Stones, 2 años es mucho tiempo y conservar las fuerzas a esa edad no es cosa sencilla.
  • La industria de los espectáculos y conciertos tendrán que replantear sus estrategias comerciales. Lo positivo para ellos es que años sin conciertos harán que los amantes de este tipo de espectáculos no dudemos en volver a gastar por ver un concierto de calidad.
  • El streaming será más que nunca nuestra dosis diaria de música y paz. ¿Se imaginan un día sin escuchar música? Es imposible. Es probable que el precio de los mismo aumente por la ley de oferta y demanda (ojalá que esto no suceda).
  • Pay per view (pago por ver). Resurgirá con mucha fuerza, estamos seguros que los artistas por más voluntad que tengan necesitan seguir dándole vida a la industria musical. Ahora mismo muchos de ellos transmiten sus conciertos en vivo de manera gratuita e incluso dan espectáculos desde casa. Pero cuando esto se extienda demasiado es muy probable que alguna plataforma haga un “pago por ver” con una mejor calidad de estas presentaciones en vivo.
  • Desempleo ¿Se imaginan cuánto personal está normalmente detrás de un concierto?
  • Oportunidad para las nuevas bandas y proyectos musicales. Teniendo más tiempo para consumir música vía streaming o en cualquier plataforma por internet seguramente nos daremos la oportunidad de conocer nuevo talento.
  • Nuestra sección de conciertos ya no tendrá muchas noticias. Esto es lo menos importante, siempre tendremos un tema relevante de qué escribir.

La buena noticia

Si todos colaboramos en la contención de este maldito virus más pronto de lo pensado las cosas volverán a la “normalidad”. Además habremos aprendido cosas nuevas como por ejemplo lo importante que es la unidad y colaboración.

Dependemos de los profesionales para que en unos meses o pocos años tengamos una vacuna e inmunizar a la población.

Si llegaste hasta aquí, recuerda quedarte en casa. Terminemos con esto pronto.

Continuar leyendo