La banda peruana Difonía volvió a la escena en la cuarta edición del festival Vivo x el Rock. El cuarteto parece no haber perdido el tiempo. Como prueba de ello nos ha traído un nuevo álbum, el segundo de larga duración, titulado La Bestia.

Este es el trabajo que quedó pendiente tras la temporal disolución de la banda, en el 2012, y reafirma el camino que ya había comenzado a definir en el Tarde o temprano y en su Ep Génesis. Un camino entre la fuerza del metal y la vertiginosidad del punk.

La banda ha estado siempre en el medio justo de estos dos grandes gèneros y es de las pocas que logra amalgamarlos a la perfección, creando un sonido propio y nuevo.

El Lp consta de 10 temas, al igual que su anterior álbum Tarde o Temprano, estos parecen contar una misma historia en distintos momentos y perspectivas. A continuación diseccionamos el disco tema por tema.

Cover1. La Misión: El disco abre con toda la energía que caracteriza al sonido de la banda, desde el principio, en este inicio destacan: un solo de bajo muy preciso y los rifs de dos de los guitarristas más destacados de la escena nacional. La letra nos habla del fracaso y como se puede crecer con este.

2. El Final: La velocidad no baja, el poder tampoco. El cambio prácticamente no se siente del primer tema a este segundo, es como una continuación a nivel sonoro. Nos habla de un cambio de ruta, de un nuevo camino, una salida y todo eso parte por un final.

3. La Bestia: El track que da el nombre al álbum. La historia continua, tanto a nivel de letra como a nivel de ritmo. Esta canción no hace más que confirmar que la banda está de vuelta y con más poder que nunca. ”La bestia despertó y nadie la esperaba”.

4. Laberinto: Puede no ser resaltante con respecto al resto del Lp. El track mantiene el ritmo y la conducción sonora del relato que nos trae el disco. Confusión y decisión, de eso habla y finalmente le encuentra la salida a su nombre.

5. El Camino: Aquí el trabajo puede comenzar a parecer lineal, pues el sonido mantiene la narrativa ya mostrada en piezas anteriores, pero en este momento la lírica tiene un rol más determinante que en los anteriores. El mensaje es claro: Resistencia.

6. Colapso: La canción más conocida del Lp, estuvo incluida en el EP que dejó la banda antes de su temporal disolución (Génesis). Si nos detenemos a oírla, podremos percatarnos de que ha sido pulida y regrabada para esta ocasión, aplicando ciertos cambios para acoplarla al hilo conductual del disco. Al final hay unos coros como prueba de este cambio.

7. Bipolar: Un tema que nos muestra dos caras: por un lado la virtuosidad de los solos de guitarra, muy estilizados además de bien utilizados, por otro lado la contundencia de la voz, que llega incluso a la agresividad. La historia, cantada a forma de reclamo, se puede resumir en: La indecisión y alguien que está harto de ella.

8. Túnel del Tiempo: El sonido se aligera un poco, sin embargo se mantiene la contundencia en la voz de Ricardo Méndez. La letra nos narra encuentros y desencuentros. Volver a ver, a quien prefieres borrar y no pensar más. Si bien el relato es prometedor, el tema no consigue destacar entre otros del Lp.

9. 667: El tema distinto dentro del disco. Ritmo más pesado, voz rasposa, se deja de lado la velocidad y se permite que la contundencia se apodere totalmente del momento. Es, sin duda, la composición con mayor profundidad en el álbum y en esa profundidad encontramos una oscuridad que, paradójicamente, es lo que hace resaltar a la canción. El tema contiene. el mejor solo de guitarra en el disco mientras la letra está llena de melancolía.

10. Temperamental: La velocidad regresa. Es como salir de un túnel oscuro hacia la luz. La letra habla de complicidad y de un vicio por el peligro cercano a la autodestrucción. El track finaliza con un solo que se va apagando. Recomiendo el siguiente ejercicio: escuche este tema y seguido (pegado) escuche La Misión, entonces notará que este es un disco redondo. Un relato cíclico.

A continuación el video clip oficial del tema que da nombre al disco:

En Resumen:
• +: Difonía está de regreso, no hay vuelta que darle. El disco retoma y perfecciona lo que se hizo antes. Todos los temas además de estar pulidos al detalle, narran una historia tanto en sonido como en lírica. Sin ser un disco conceptual, el álbum llega a ser cíclico en melodía y por tanto es un disco redondo por donde se le vea. Los fans de la banda, entre los que me incluyo, quedaremos en gran parte satisfechos.

• -: Al ser cíclico el álbum puede llegar a sonar lineal y repetitivo, si no se escucha con atención, sobre todo si no se ha escuchado anteriormente a la banda. Hay algunos temas que podría decirse que están de más, no resaltan en el disco y su única contribución es continuar el desarrollo del relato, aunque eso no es del todo malo. Para quien espere grandes cambios desde lo que anteriormente ha hecho la banda, no quedará muy satisfecho, tampoco quien espere mucha variación o cambios de tema a tema.

• Las Recomendadas: El Final, La bestia, El Camino, Bipolar, Temperamental.

• La Imperdible: 667.

• En el tintero: Hay algunos temas incluidos en el Ep Genésis, que al parecer han quedado en el tintero, temas como la balada "Fantasma" o "Tentáculo", así como el póstumo "Nuestro Destino". ¿Será solo que no encajaban con el disco y quedarán para uno próximo o quedaràn solo en aquel trabajo anterior?

maxresdefault5

Redactores El Club Del Rock

Redactores El Club Del Rock

Grupo de colaboradores colombianos, méxicanos y argentinos de EL CLUB DEL ROCK.

1 Comment

  1. Rafael Melo Fernandez
    13/05/2015 at 10:51 pm — Responder

    Muy bueno esta ese disco *-*

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.