candle_000019

Hace 30 años, llega desde Suecia un álbum considerado punta de lanza durante los años de formación del doom metal: Epicus Doomicus Metallicus. A la par de los norteamericanos Witchfinder General y los ingleses Saint Vitus, Candlemass aportaba su contribución a la gestación de este pesado género, herederos del sonido propuesto por Black Sabbath y Pentagram. Con tres décadas de historia, incontables cambios de vocalista y once placas de estudio, la leyenda pisó por primera vez tierras mexicanas ante un reducido pero apasionado público que los esperaba con ansia.

Antes de presenciar a los suecos, tuvimos oportunidad de escuchar dos bandas nacionales de buena calidad. La primera de ellas fue El Brujo, grupo de tintes más stoner cuyas composiciones son unicamente instrumentales. Su ejecución es perfecta, bien estudiada y con un sonido que enorgullecería a Kyuss. Sin embargo, como la mayoría de las bandas nacionales, carece de presencia o personalidad en el escenario. No basta con mostrar virtuosas canciones sino prendes al público. A continuación, subieron los muchachos de Nosense. Un conocido me los había presentado como “los grandes fans de Katatonia”. No se equivocaba. Ataviados en trajes negros cual si fueran Faith No More, Nosense tiene actitud, energía y buenos temas. Se nota un gran esfuerzo de su parte no solo en la cuestión musical, sino en la técnica, pues sus micrófonos y pedaleras, son de primer nivel. Mientras el vocalista pueda controlar su devoción por la botella de vino, están a un solo paso de llegar lejos. Su mayor desafio (también para todo grupo mexicano), es dejar de decir “cabrones” a la menor provocación.

nacionales_000005

-Nosense.

nacionales_000007

-Nosense.

nacionales_000003

-El Brujo.

nacionales_000000

-El Brujo.

Finalmente era momento de atender la esperada llegada de los gigantes del doom metal sueco: Candlemass. Lars Johansson, Mats Björkman, Jan Lindh y su reciente voz, Mats Levén, tomaron el escenario tras la instrumental March Funebre. La gente enloquece cuando Mirror Mirror resuena en el recibidor del Circo Volador.

candle_000005

candle_000001

Desde el primer instante, presenciamos a un grupo por el cual no ha pasado el tiempo. ¡Tanta jovialidad tras 30 años es admirable! Levén remite con garra a cualquier de las anteriores voces, incluso en temas como A Cry from the Crypt, su vibratto supera al señor Messiah Marcolin. Cuando llega el momento del breve solo de Lars, es fascinante como acapara la atención del público cuando en ocasiones, solo deja resonar la misma nota por dos compases; la magia del doom metal. Emperor of the Void en cambio, fue de los mejores momentos para headbanging y dejar fluir la agresividad de este tema. Al llevarnos a corear A Sorcerer’s Pledge, la noche se torna conmovedora. ¡Cuántos matices para un solo recital! En el aspecto de celebrar los 30 años de su debut, no quedaron a deber: 4 de los 6 temas incluidos en Epicus, ejecutados con tremenda maestría, incluido el épico cierre entre Crystal Ball y Solitude.

candle_000015

candle_000011

El setlist se compuso de los siguientes temas:

  1. Mirror Mirror.
  2. Bewitched.
  3. Prophet.
  4. The Dying Illusion.
  5. Samarithan.
  6. A Cry from the Crypt.
  7. Emperor of the Void.
  8. Under the Oak.
  9. At the Gallows End.
  10. A Sorcerer’s Pledge.
  11. The Prophecy.
  12. Dark Reflections.
  13. Crystal Ball.
  14. Solitude.

Por otro lado, la acústica del recibidor definitivamente no es la adecuada para este tipo de eventos… Lástima que estuvieran remodelando la sala principal. Ambos conjuntos mexicanos fueron los que sufrieron más la ecualización del lugar; ya para el acto estelar mejoro el asunto pero en ocasiones, la guitarra lider se veía opacada por la presencia de la parte rítmica.

candle_000013

candle_000007

Hasta el momento y sin dudarlo, este ha sido el mejor concierto de metal en lo que va del año. Una noche inolvidable para apreciar un acto que quizá, no vuelva a repetirse. Recuerden que para seguir con la celebración de estos muchachos, el próximo 3 de junio lanzarán nuevo material, bajo el título Death Thy Lover.

candle_000016

candle_000000

Mario Garcia Valencia

Mario Garcia Valencia

Amante de la música, periodista porque así quiso la vida y fotógrafo desde que solo había de rollo. Mis bandas favoritas son KISS, St. Vincent y Depeche Mode. Pura joyita.