Sin dudas el festival más esperado del año cumplió todas las expectativas y más.

Un clima estupendo sumó al tan esperado día una sensación agradable, stands y atracciones repartidas a lo largo de la instalación. Exposiciones de motos, puntos fotográficos, comidas para todos los gustos con nombres con temática matelara, desde opciones vegetarianas hasta comidas aptas para celíacos fueron contempladas en el menú del festival que sin lugar a dudas fue producido minuciosamente para que nadie deje de disfrutar cada detalle.

Fotografía: Santiago El Gallo Bluguermann

Fotografía: Santiago El Gallo Bluguermann

El día comenzó temprano en la carpa con el escenario para las bandas nacionales, la cual desbordó de gente que no se querían perder nada. Blood parade, Asspera, Solar, Reven Eye y Arsénica dieron un show a la altura de tan renombrado festival.

Dos increíbles escenarios principales aguardaban para las bandas extranjeras. Steven Seagulls, Hollywood Undead, Shinedown, Hellyeah, Black Stone Cherry, Halestrom y Bullet for my Valentine pasaron por estos, cuando empezó a bajar el sol y se palpitaba el gran cierre.

Disturbed sorprendió aparte de con la presentación de sus temas, con los cover elegidos, miles de personas haciendo pogo al ritmo de Killing in the name, de Rage Against the machine, I Still Haven’t Found What I’m Looking For de U2 y Baba O’Riley de The Who, entre un largo setlist aclamado por el público. Cerrando la presentación con el tán esperado tema Down With the Sickness lo cuál dió paso al inmenso Marilyn Manson.

La leyenda del metal no se hizo esperar y salió a escena alzando el grito en el cielo interpretando Angel With the Scabbed Wings, asombroso show dio la banda, sorprendente el buen humor del artista, quién luego de algunos temas salió a escena con la remera Argentina (lo cuál es nos llamó la atencíon ya que hace muchos años no hace esto en ningún país).
Muchos climas acompañaron el show de Manson, quién interpreto varios de sus clásicos, sumados a una puesta en escena que contaron con una biblia en llamas, un micrófono cubierto de flores, muchos cambios de ropa y maquillaje, y a la hora de tocar Sweet Dreams salió sobre unas plataformas metálicas en sus piernas y brazos, dándole la imagen sombría que caracteriza este cover. Tras muchos pogos y coros del público, el show finalizó con “The Beautiful People”, nada más podía pedirse del show de Manson, su voz impecable, la banda super afilada, el público prendido fuego, un setlist repleto de clásicos y una puesta en escena excepcional.

Finalizada la presentación de Marilyn Manson, inicia la cuenta regresiva en el escenario continúo, tras el mensaje “por favor no filme, disfrute del show”, una gran explosión anunció el comienzo del show de Rammstein, quiénes como eran de esperarse, literalmente prendieron fuego el escenario, Ramm 4 suena mientras los artistas salen uno a uno a escena. La voz principal de la banda, Till Lindeman entra realizando tap y tira su sombrero el cuál estalla en el aire.
Una gran plataforma de luces comienza a moverse por el escenario detrás de la banda mientras interpretan Reise reise, como siempre el tecladista danza al ritmo de los diferentes temas dándole un toque de humor a la presentación rígida de los alemanes.
Otro de los momentos dignos de rememorar ocurrió luego de Hallelujah, cuando el cantante, tras salir a escena e interpretar Zerstören vistiendo un tapado, descubre lo que hay bajo el mismo (que resulta ser una bomba) y estallan varias explosiones sobre su cuerpo finalizando así el tema.
Los músicos lanzando llamas por la boca, el cálido clima generado por el tema Seeman y fuegos artificiales  en el cielo al ritmo de Ich tu dir weh dieron paso a uno de los momentos más emocionantes del show, Flake se introduce en una especie de bañera de metal, mitras Till es elevado por una plataforma desde la cuál derrama chorros de fuego sobre dicha bañadera, la cual estalla y luego sale el tecladista con un cambio de ropa y realiza una de sus típicas danzas.

Fotografía: Santiago El Gallo Bluguermann

Fotografía: Santiago El Gallo Bluguermann

Tras ovaciones del público comienza Du riechst so gut donde el cantante sale a escena con un arco que tira chispas por todo el escenario.
La impronta que presentó la interpretación de Links 2-3-4 fue un lanza llamas incorporado a las dos guitarras, y acercándose lo que parecía ser el final del show tras el comentario del cantante “quiero coger” comienza a sonar Ich will, donde el público arma un gran pogo y tras el pedido de Till alza las manos para aclamar a la banda.
El cover de Despeche Mode “Stripped” es acompañados de las palmas de los presentes y por supuesto muchas llamas en el escenario.
Un amague de despedida es acompañada del pedido del público por que el show siga, a lo que los alemanes responden con el tema Sonne, Amerika (donde llenaron el cielo de papelitos color metalico) y Engel, con el cantante suspendido en el aire con sus alas explotando y lanzando fuego.
Tras una interminable ovación de los presentes, y cuando estos comenzaban a retirarse pensando haberlo visto todo, se oye lo que aparenta ser música mexicana dando pie a “Te quiero puta” para que los presentes usen el último aliento que les quedaba coreando el tema.

Un show como pocos, un festival al que los argentinos no estamos acostumbrados y la promesa de una segunda parte el año próximo, dejó a todos emocionados y expectantes por lo que vendrá.

Post anterior

Concierto de Metallica en Bogotá el 1 de noviembre

Siguiente post

Ganador de un pase para ver a Roger Waters en el Foro Sol cortesía de KILL PILL KLVB

Florencia Conde

Florencia Conde

Fotógrafa y escritora argentina.
https://www.facebook.com/produccionesflorconde
https://www.facebook.com/Florcondefotografia

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *